Dos años sin esclarecerse homicidio de empresario Juan García Jaramillo

Este martes 25 de octubre de 2016 se cumplieron dos años de impunidad del asesinato del empresario Juan García Jaramillo, ultimado a tiros dentro de un supermercado de la 20 de Julio, a plena luz del día y frente a las cámaras de seguridad del establecimiento, ubicado a dos cuadras del Comando de Policía del Departamento.

Sus familiares al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte recordaron con mucho dolor, como hace dos años, la lamentable pérdida de su ser querido, sin saber nada del resultado de las investigaciones, de sus autores y de los móviles.

Días después del asesinato, la Policía Nacional reveló con bastante optimismo las fotografías del crimen del empresario ocurrido al medio día del 25 de octubre de 2014, pero nunca más las autoridades revelaron avances de esa investigación, como quiera que éste fue uno de los crímenes que mayor conmoción social causó en las islas.

Las fotografías mostraban el instante cuando un gatillero disparó dentro de un establecimiento comercial de la Avenida 20 de Julio contra el ex gerente de RCN Radio, Juan Alejandro García Jaramillo, lo cual hacía suponer que se esclarecería rápidamente el hecho de sangre.

El criminal de apariencia de unos 25 años, de cuerpo al parecer formado en gimnasio para sus actividades criminales portaba una gorra roja sobre la cabeza y gafas oscuras, vestía una camiseta pegada al cuerpo de varios colores (verde por delante, blanca atrás y azul en las mangas), y pantalón tipo blue jean.

Los hechos

La moto azul de Juancho, fiel compañera diaria para hacer diligencias y visitar amigos cuando había un poco de tiempo, se quedó allí obedientemente parqueada frente a un popular restaurante de la avenida 20 de julio, una de las más concurridas, especialmente al mediodía. Juan García Jaramillo, el empresario, el comerciante, el gerente y hombre trabajador, no regresó a montar su motocicleta azul, como siempre, como hasta hacía un rato, su cuerpo fue llevado en una camioneta hacia el hospital en un esfuerzo supremo por salvarle la vida.

Las personas que a esa hora circulaban por el lugar se miraban unos a otros a la espera de información sobre los disparos que se acababan de escuchar. Pero nadie hablaba, solo cuando vieron como sacaban a Juan del establecimiento denominado Los Víveres, un local con carpa verde adonde la víctima de los violentos había ingresado a saludar y tomarse una cerveza que se quedó servida, intacta.

Apenas había saludado cuando entraron los homicidas y uno de ellos le apunto al pecho y apretó el gatillo en tres oportunidades. Lo demás fue tristeza, extrañeza, estupefacción. “A uno lo matan a plena luz del día en cualquier parte y nadie ve nada”, “El próximo homicidio será en el Comando”, eran algunas de las frases que se escucharon en las esquinas y en los corrillos, ciertamente la gente se atemorizó. Así de fácil borró de la faz de la tierra a un hombre querido y respetado en San Andrés por su capacidad de trabajo y su don de gentes. García Jaramillo, desde hacía varios años administraba la estación de servicio Portofino, antes fue propietario de una panadería y gerente de RCN Radio en San Andrés.

Deja un comentario