Maniobras dilatorias del CNE Venezuela restringe los derechos electorales de los ciudadanos: GNDEM

Los miembros de GNDEM en Venezuela hacen seguimiento al desarrollo del controversial proceso revocatorio. La MOE Colombia preside actualmente la Red Global de Monitores Electorales Nacionales (GNDEM).

Las acciones de dilación que ha realizado el Consejo Nacional Electoral de Venezuela, frente al proceso de revocatoria del mandato del presidente Nicolás Maduro, restringe de manera real el ejercicio de los derechos políticos y electorales de los ciudadanos y viola la intención de la Constitución y las leyes electorales venezolanas.

Así lo determina el seguimiento al proceso revocatorio realizado por los miembros de GNDEM en Venezuela: Posición de la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación (AE), Centro de Estudios Políticos Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y Observatorio Electoral Venezolano (OEV), quienes están siguiendo de cerca los procesos políticos y electorales en Venezuela y quienes han señalado distintos factores que han afectado gravemente la credibilidad del proceso revocatorio, y en donde la decisión reciente de suspender la recolección de firmas aparece como el último de una serie de reveses para que un proceso democrático tenga lugar. 

Para Alejandra Barrios Cabrera, actual presidente de GNDEM y directora de la Misión de Observación Electoral de la sociedad civil de Colombia, “La consecuencia real de las decisiones que está tomando el Consejo Nacional Electoral  de Venezuela es impedir que sea la ciudadanía la que decida de manera democrática el futuro político de su país.” Para la GNDEM el CNE de Venezuela ha puesto de forma rutinaria obstáculos al proceso de referendo, tales como retrasos injustificados y el establecimiento de requisitos que no están estipulados en las normas venezolanas.

Los Hechos

En marzo de 2016, los ciudadanos venezolanos iniciaron el proceso revocatorio del Presidente Nicolás Maduro, que requiere varios pasos reglamentados por la Constitución antes de que el referendo real pueda ser llevado a cabo. Si el referendo es realizado antes del 10 enero de 2017 y pasa, esto ocasionaría unas nuevas elecciones presidenciales. Sin embargo, si se lleva a cabo después de esa fecha y pasa, el poder pasaría de Maduro a su vicepresidente. Desde el 26 al 28 de octubre, se suponía que los venezolanos tomarían parte en el siguiente paso en el proceso revocatorio.  Este paso, que requiere que el 20% de votantes registrados firmen una solicitud de referendo, viene después de la finalización de una petición inicial y verificación de las firmas del 1% de los votantes registrados. 

No obstante, a menos de una semana del inicio de este proceso, el Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendió el proceso del referendo revocatorio que estaba progresando, después de que cuatro tribunales regionales alegaran fraude durante el 1% de la fase de recolección. Adicionando, mayores retrasos o que potencialmente se detenga de manera permanente el proceso revocatorio. Durante la fase de recolección del 1%, el CNE ha validado cerca de 400.0000 firmas. Dado que sólo 200.000 firmas eran exigidas para pasar a la siguiente fase, la petición de fraude realizada tiene poca probabilidad de invalidar el resultado global.

Estos nuevos requisitos indican que se requiere el 20% de las firmas en cada uno de los estados, y no a nivel nacional (como se había realizado y está estipulado en la Constitución), éstas son vistas como un método para beneficiar al partido de gobierno y garantizar el fracaso de quienes convocan el proceso. Adicionalmente, dicha Institución no había preparado la infraestructura suficiente para la recolección de firmas. Además, han retrasado hasta el año 2017 las elecciones de gobernadores y alcaldes regionales, que estaban programadas para diciembre de este año. La Organización de Estados Americanos (OEA) ha pedido al CNE “asegurar las garantías para la libre expresión de las personas, en lugar de recortar e intentar anular sus derechos”. 

GNDEM expresa su preocupación frente a las circunstancias que rodean a esta situación política y electoral, especialmente en como las instituciones gubernamentales continúan poniendo obstáculos para que estos procesos se produzcan, y que la sociedad civil pueda hacer una observación libre al fraude y a las irregularidades. GNDEM se mantiene junto a los miembros venezolanos AE, OEV y UCAB, y todos los grupos que continuarán con el seguimiento a la situación.

One Comments

  • Leaidan 07 / 05 / 2017 Reply

    BS low – ratianolity high! Really good answer!

Deja un comentario