Viva Colombia rechaza versión de sus pasajeros sobre vuelo implicado en emergencia del avión de Chapecoense

Rionegro, diciembre 13 de 2016

Señores:
The Archipielago Press
Periódico de San Andrés y Providencia Islas
Redacción

Cordial saludo

Recurrimos a ustedes para que rectifiquen algunos de los puntos tratados en la nota publicada con el titular: ‘A pasajeros que venían a la isla les dijeron que un avión se estrelló esperando que ellos aterrizaran’.
En ese sentido nuestro primer mensaje es señalar que el titular induce a una gigantesca inexactitud, dado que desde el 30 de noviembre cuando los audios de la Torre de Control salieron a la luz pública, nuestro piloto cumplió a cabalidad con los protocolos establecidos para este tipo de situaciones siguiendo las indicaciones de la torre de control dentro de una operación normal.

Igual de importante a lo anterior, es hacer un llamado a la rigurosidad del lenguaje usado, ya que tal como lo aseguró el Director de la Aerocivil Alfredo Bocanegra “VivaColombia manifestó una solicitud de prioridad de aterrizaje, no de emergencia, que es muy diferente en la terminología aeronáutica”.

Es prudente señalar que aunque en la introducción de la nota se aclara que en varias oportunidades la aerolínea ha comunicado a la opinión pública lo ocurrido la noche del 28 de noviembre de 2016 con el vuelo FC8170 que cubría la ruta Bogotá-San Andrés, consideramos importante reiterar que:
• El Capitán no se declaró en emergencia.
• El avión no presentó fuga, escape o derramamiento de combustible.
• El avión alternó al aeropuerto de Rionegro como medida preventiva, siguiendo los protocolos de seguridad.
• El avión volaba con el combustible necesario para ir a San Andrés, ir al aeropuerto alterno más lejano y sobrevolar 45 minutos, en caso de ser necesario, tal cual se indica en los RAC (Reglamentos Aeronáuticos Colombianos).
• VivaColombia cumple con la regulación Colombiana y los estándares internacionales determinados por la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional).
• Los pasajeros, la tripulación y la aeronave, en ningún momento se consideraron en una situación de riesgo.

Entendemos la reacción que este suceso pudo causar en la pasajera, Giselle Pedraza Manuel, autora de la carta publicada por The Archipielago Press, pero su versión no coincide con la evidencia entregada por el ente de control del sector.

Para mayor información a continuación se relatan los hechos:

El vuelo FC8170 que cubría la ruta Bogotá-San Andrés despegó del Aeropuerto El Dorado a las 8:27 de la noche. Durante el vuelo, el Capitán evidenció una notificación en cabina que consistió en una indicación en el nivel de combustible en uno de sus tanques, que es una situación contemplada, tanto en el manual del fabricante del avión como en el de la aerolínea, por lo que le da elementos al comandante de la aeronave para tomar decisiones en el contexto de una operación segura.

El Capitán de la aeronave de manera preventiva y acertadamente tomó la decisión de alternar al Aeropuerto José María Córdova de Rionegro, aterrizando satisfactoriamente a las 9:51 de la noche, siguiendo las indicaciones de la torre de control dentro de una operación normal.
Una vez la aeronave estuvo en la posición de parqueo, fue inspeccionada por el área de mantenimiento que la encontró en óptimas condiciones y el avión retornó a operación a las 11:37 p.m.

Como lo evidencian los hechos antes descritos:
• En primer lugar, no existió incidente o eventualidad alguna, y VivaColombia en ningún momento se declaró en emergencia como se evidencia en las grabaciones de la torre de control, que hoy son de conocimiento público.
• Las afirmaciones de fuga, escape o derramamiento de combustible o aceite en la aeronave y en la pista de aterrizaje, son incorrectas.

En conclusión, reiteramos que el avión contaba con el combustible necesario para ir a San Andrés, ir al aeropuerto alterno más lejano y sobrevolar 45 minutos, en caso de ser necesario, tal cual se indica en los RAC (Reglamentos Aeronáuticos Colombianos) sección 4.19.17:
“Para vuelos nacionales, el combustible requerido será el siguiente: a. El suficiente para volar del aeropuerto de origen al destino; b. Después de llegar al destino, el suficiente para volar y aterrizar en el aeropuerto alterno más lejano que esté incluido en el plan de vuelo; y c. Después de eso, el suficiente para volar por 45 minutos en altura normal de crucero”.

VivaColombia cumple con la regulación Colombiana y los estándares internacionales determinados por la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional).

¡Para VivaColombia la seguridad es y será siempre su máxima prioridad!

Muchas gracias por su atención.

Oficina de Comunicaciones VivaColombia
La imagen puede contener: cielo, avión, exterior y naturaleza

Deja un comentario