Contraloría delegada para Regalías investiga obras de mega colegios de San Andrés

Un mega constructor paisa que no ha podido terminar una sola de las obras de la isla.                              

La Contraloría Delegada para Regalías de la Contraloría General de la República adelanta dos investigaciones contra el Gobierno Departamental de San Andrés tanto de Aury Guerrero Bowie como de Ronald Housni Jaller, los contratistas y los entes nacionales responsables de la financiación de las obras de los tres mega colegios (Bolivariano, Flowers Hill y Cemed) en el Departamento, las cuales a pesar de las multimillonarias inversiones, acusan retraso total, hasta el punto que los estudiantes deben soportar el hacinamiento en otras instalaciones educativas, después de cuatro años de contratadas.

Estas obras todas fueron adjudicadas en el gobierno de Aury Guerrero Bowie por un monto superior a los 52 mil millones de pesos, y en todas salta como común denominador además de los retrasos, el nombre de una misma persona; Hernán Moreno Pérez, y/o Furel Ltda. Pese a que son obras contratadas en otras administraciones, el actual Gobierno tampoco ha mostrado mayor diligencia para que las mismas se culminen y entre a funcionar como ya debió haber ocurrido.

Una fuente de la Contraloría le reveló a The Archipiélago Press que tras investigaciones publicadas por este rotativo, el ente de control fiscal a través de su delegada para Regalías, decidió avocar dos investigaciones que cursan trámite en este momento y en donde se están recabando pruebas de las presuntas anomalías. La fuente visiblemente molesta dijo: solo se ve que piden y aprueban adiciones, anticipos, pero las obras no avanzan y permanecen estáticas e interminables.

Las obras son la construcción y dotación del mega colegio “Cemed Antonia Santos” en el sector de San Luis por valor de $32 mil 030 millones 183,569.00 pesos adjudicado el 28 de octubre de 2014 a la Unión Temporal Mega 2014, cuyo representante legal es Hernán Moreno Pérez Cédula de Ciudadanía No. 8.397.113. Esta obra inició la ejecución el 15 de diciembre de ese mismo año y tenía un plazo de ejecución de 45 días, por el que recibió un anticipo del 30 %, es decir 9.609 millones de pesos; la reconstrucción y ampliación de la institución Educativa Flowers Hill Bilingual School en San Andrés isla (que es la obra que ya está prácticamente terminada y apta para albergar a los estudiantes), contratada por $7.206 millones 993,998.00 pesos colombianos, adjudicada el 16 de diciembre de 2013 a la Unión Temporal I. E. Flowers Hill, y cuyas obras iniciaron su ejecución el 27 de febrero de 2014, cuyo representante legal es Fernando León Diez Cardona, socio de Hernán Moreno Pérez en otros consorcios y obras en diferentes regiones del país y quien se presentó para esa obra también con la Unión Temporal Flowers 2013 pero quedó de segundo; y la reconstrucción, ampliación y mantenimiento del Instituto Bolivariano (etapa 1) por valor de $13,079,608,412.00 a la Unión Temporal Bolivariano, cuyo representante legal es Hernán Moreno Pérez.

En el caso del Bolivariano cuyo contrato fue suscrito el 18 de diciembre de 2013 tenía como plazo de ejecución 18 meses a partir de la legalización del contrato para la entrega, pero 28 meses después estaba apenas en el 80.87 por ciento; la fecha de entrega de las obras de la primera etapa de la Institución Educativa es el 19 de abril de 2016”, lo cual no se cumplió y la segunda etapa requirió de nuevos recursos para continuar el proyecto que aún no termina de ejecutarse.

En la contratación de la interventoría también coinciden un mismo personaje y con el mismo sitio de origen de los contratistas de las tres obras: la ciudad de Medellín. Para los mega colegios Bolivariano y Flowers Hill fue contratada cada una por valor de $711 millones 309,400 pesos corresponde al Consorcio Educativo 2013 que en todo el proceso ha cambiado de representante legal tres veces: Annelayke Díaz Díaz, Federico García Arbeláez y Ángel José Angarita Pareja, mientras que el colegio Cemed contó con interventoría del Consorcio Interventoria Megacolegio por valor de 1,136 millones de pesos, cuyo representante legal es Ángel José Angarita Pareja; es decir el mismo representante legal de los otros consorcios adjudicatarios de la interventoría de los otros dos colegios.

Los retrasos

A principios del año pasado tras el empalme del nuevo Gobierno, el entonces secretario de Infraestructura, Larry Heberto Meléndez Sánchez afirmó que “eran obras a las que le faltaban detalles de diseño y que tenían otros problemas que generaban atraso y que fueron identificados como ‘cuello de botella’ y se le dieron las condiciones necesarias para que el contratista no tuviera excusas y trabajara a un ritmo normal y a partir de ahí tomar un ritmo acelerado para ganar tiempo. Flowers Hill ya está para terminar porque el contratista pudo terminar el edificio principal y está trabajando en el urbanismo. El Cemed tiene el diseño definido desde comienzo de año, el contratista presentó el ajuste al presupuesto y se trabaja sobre ese asunto.”

En estas tres obras lo que ha abundado es prorroga sobre prórroga para la ejecución y terminación de la obra, adiciones presupuestales, ajustes, etcétera, lo que seguramente ha contribuido al sobrecosto de los tres proyectos. Estas son algunas de las razones en virtud de las cuales, la Contraloría, luego de las denuncias periodísticas de este rotativo decidió intervenir e investigar la situación respectiva.

Un mega constructor para las megaobras

El principal personaje que aparece en los tres procesos licitatorios es un ingeniero eléctrico paisa de la Universidad de Antioquia, nacido en el municipio de Bello, el cual goza de gran reputación, es fundador y propietario de la empresa Furel Ltda, que luego se convirtió en Furel S.A, la cual nació de manera incipiente y con el paso del tiempo se fue consolidando hasta el punto de generar 1.800 empleos directos y otros 1.500 indirectos, que está rankeada entre las mil empresas más importantes del sector a nivel nacional.

Se trata del señor Hernán Moreno Pérez, quien tiene las obras del Cemed y Bolivariano que juntas suman 45 mil millones de pesos, en tanto que su socio Fernando León Diez Cardona ejecuta la obra del Flowers Hill con mayor avances para mostrar.

Moreno Pérez y Diez Cardona aparecen de socios en la Unión Temporal Puentes Armenia se para la licitación de la construcción de 6 obras de valorización en la capital quindiana por 80 mil millones de pesos. Esta unión temporal fue conformada el 40% por la constructora Diez Cardona S.A.S, el 35% por Furel S.A. y el 25% por Construcciones Lezo S.A.S. Previamente esta misma unión temporal ganó en esa ciudad otra licitación de valorización por 30 mil millones, bajo el nombre de Unión Temporal Vías Armenia, conformada por Constructora Diez Cardona 55% – Furel S.A. 40%.- Construcciones Lezo S.A.S. 5 %

Y como en todo parecen ir juntos aparecen como adjudicatarios a través del Consorcio Vías para la Equidad en el proceso LP-DO-066 de 2015, al presentar una oferta por $62.639.885.236, para la rehabilitación de 26 kilómetros de vía; entre 44 ofertas: 29 nacionales y 15 extranjeras. Este consorcio está conformado por las firmas: Furel S.A. (20%); Fernando León Díez Cardona (20%) y Trainco S.A.S. (60%). Los trabajos que se implementarán en este corredor vial del Magdalena, según indicó el Director General del Invias, Carlos García Montes, “favorecerá principalmente el transporte de carga que va desde y hacia el puerto fluvial sobre el río Magdalena. También beneficiará a los sectores agrícola, avícola y ganadero” en los municipios de Salamina, Pivijay, El Salado y Fundación.

Pero aunque el señor Moreno Pérez goza de gran prestigio y reputación en Colombia en la ejecución de megaconstrucciones y que la huella de Furel S.A. está en todo el país con paso firme hacia la expansión de sus servicios, la cobertura nacional a partir de la apertura de sedes en Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, que su creador ha recibido condecoraciones como la Orden de la Democracia Simón Bolívar en el grado de Cruz Gran Caballero, que la compañía ha sido galardonada como la empresa más dinámica en el sector de la construcción por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, y la revista Poder, y Semana la incluyen en la lista de las 550 empresas de mayores ingresos en Colombia, la séptima en el área de la construcción, lo cierto es que en San Andrés no ha podido entregar en los términos contractuales a que se comprometió, los dos mega colegios de mayor envergadura, y las obras siguen acusando total retraso y deficiencias.

Pero este no parece ser el primer descache del señor Moreno Pérez y su empresa Furel, ya que a pesar de no tener experiencia en el ramo, se le ocurrió consorciarse con la Industria Licorera de Caldas (ILC) en la Unión Temporal San Agustín, la cual fue conformada por la Licorera de Caldas con una participación accionaria del uno por ciento junto con la firma Furel S.A, expertos en el área de la ingeniería eléctrica, quienes tenían el 99 por ciento de participación, a pesar de que carecían de total conocimiento del negocio de licores, para licitar la producción de Doble Anís del Departamento del Huila, hecho que llevó a la Contraloría Departamental de Caldas, a investigar a la segunda licorera oficial más importante de Colombia.

Versiones extraoficiales advierten que tanta laxitud y permisividad (reiteradas prorrogas, adiciones y retrasos) a estos contratistas foráneos de parte del Gobierno Departamental sería el resultado de relaciones políticas con la dirigencia liberal de las islas que ha detentado el poder y que habría recibido financiación en sus tres últimas campañas a Gobernación y Cámara de Representantes.
De modo que dados estos antecedentes, ni el guayabo de los fallidos negocios embriagantes del señor Moreno Pérez, ni su reputación y prestigio labrado con jugosos negocios públicos, poderío económico y relaciones políticas pueden echar al traste el legítimo derecho de nuestros estudiantes a gozar de amplios, cómodos y confortables colegios en los que además de su bienestar, se podrá proyectar una educación integral y completa con jornadas académicas extendidas que mejoren nuestra calidad académica.

Deja un comentario