Admiten tutela para que Inpec responda solicitud de regreso a San Andrés de interno trasferido al Meta

El Juzgado Segundo Civil del Circuito de San Andrés admitió una acción de tutela  presentada por el ciudadano Dani Daniel Biscaino Escalona contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, en calidad de agente oficioso de su hermano Jeff Ángelo Biscaino Escalona, quien se encontraba recluido en la cárcel Nueva Esperanza de San Andrés y fue trasferido a una penitenciaria en la ciudad de Granada, Meta, y quien de acuerdo con sus familiares, presenta problemas mentales que no le han sido tratados, y quien además estaría siendo sometido a condiciones inapropiadas para su reclusión, con posibilidades de una verdadera rehabilitación, a más de haber sido sacado de su entorno y arraigo en el territorio insular.

El operador judicial concedió un término de dos días al Inpec para que responda la acción de amparo impetrada y para que a manera de pruebas se allegue a esa corporación judicial, oficio que certifique si los familiares de Biscaino Escalona presentaron recurso legal en el mes de diciembre, en donde impugnan la orden de traslado del recluso a otra cárcel en el interior del país, y que se informe en qué estado de trámite se encuentra dicho recurso legal.

También se ordena al Juzgado de Ejecución de Penas y Medidas de Aseguramiento de San Andrés que informe al despacho si remitió el expediente judicial del respectivo proceso penal, correspondiente al procesado Jeff Ángelo Biscaino Escalona, a algún Juzgado Homólogo en Granada Meta, a donde fue trasladado el referido, para lo cual deberá informar la fecha, la guía remisoria y adosar el plenario de tal expediente.

Por su parte el Inpec deberá certificar si el señor Biscaino Escalona ha presentado ante dicho despacho alguna solicitud de traslado al Centro Penitenciario de San Andrés, y debe certificar el estado de dicho trámite, si se resolvió de fondo y de ser así remitirá copia del acto administrativo que resolvió la petición.

Igualmente la Procuraduría 278 Judicial I Penal de Granada Meta deberá certificar si se resolvió de fondo la solicitud de traslado del interno en mención, presentada a través del Oficio No. 35 del 20 de febrero de 2017, y remitir la respectiva respuesta del caso.

Este episodio tiene que ver con una polémica suscitada en octubre del año pasado cuando un grupo de reclusos de la Cárcel Nueva Esperanza fue trasladado a varios centros penitenciarios del país, entre ellos Biscaino Escalona y un nicaragüense que murió en confusas circunstancias en un patio siquiátrico de La Picota, al caer desde un piso superior, por lo que desde un principio se cuestionó ese traslado.

En su momento la directora de la Cárcel Nueva Esperanza, Patricia Puello explicó a The Archipiélago Press sobre  el traslado de 42 internos al interior del país, atendiendo órdenes del Inpec debido a asuntos de hacinamiento e indisciplina de algunos y a solicitudes de otros presos.

De esta forma la funcionaria salió al paso de las acusaciones que por redes sociales han hecho algunos familiares de los internos y que han generado amenazas e inseguridad tanto para el penal como para la integridad misma de los guardias y reclusos.

Justamente sobre este particular, algunos internos que declararon a The Archipiélago Press en el interior mismo del reclusorio, afirmaron a esta redacción que era necesario dicho traslado y que gracias al mismo, se ha logrado una mayor tranquilidad y se respira paz en la cárcel porque eran personas conflictivas las que generaban todo tipo de problemas y era necesario trasladarlos por seguridad de la guardia y de los reclusos.

Deja un comentario