Expiden guía de buenas prácticas para aprovechamiento turístico de mantarayas

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina “Coralina”, a través de la Subdirección de Mares y Costas expidió una cartilla donde están condensadas una serie de recomendaciones para el uso turístico de las rayas.

En las últimas dos décadas, las actividades turísticas con animales en vida libre se han convertido en uno de los mayores atractivos a nivel mundial, demostrando en muchos casos, que un animal vivo puede generar más ingresos a una comunidad que el mismo animal muerto y comercializado.
Esta práctica se ha extendido ampliamente en el mundo y se desarrolla con diferentes especies marinas como ballenas, delfines, tortugas, peces, tiburones y rayas. Este es el caso de las actividades desarrolladas con la raya marina conocida como Stingray (Hypanus americanus), las cuales se vienen practicando en lugares como México, las Islas Cayman y como se conoce, en la Isla de San Andrés.
Esta actividad constituye, en términos generales, una gran experiencia para los turistas; sin embargo, se ha reportado que la práctica de alimentación de rayas puede afectar la salud de las mismas si se desarrolla de manera inadecuada, y algunas prácticas inadecuadas pueden causar estres físico a los animales.
Por ello, y considerando la actividad que se realiza en la Isla de San Andrés desde hace varios años, conocida como “Tour de las mantarrayas”, Coralina y la Gobernación del Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, con el apoyo de otras instituciones y organizaciones no gubernamentales, han venido desarrollando investigaciones enfocadas a evaluar la sostenibilidad ambiental de esta actividad.
Los resultados de estos estudios indican que esta práctica debe regularse y ordenarse de manera que sea amigable con el ambiente y propenda por el bienestar de las rayas que visitan la zona del “tour”. 

Para ello, se generó esta “Guía de buenas prácticas ambientales para el uso turístico de las rayas”, la cual resalta claramente aquello que todos los actores vinculados al tour debemos hacer, y lo que no debemos hacer, para que esta actividad se desarrolle de manera adecuada, contribuyendo así a la conservación de las rayas y a la sostenibilidad de esta actividad turística en la Reserva de Biosfera Seaflower.

Deja un comentario