Hijo de congresista y hermano de diputado detrás de proyecto inmobiliairio en antiguo predio de Telecom

Julio Evaristo Gallardo Rojas, hijo mayor del parlamentario conservador Julio Eugenio Gallardo Archbold y hermano del diputado Domingo Gallardo Rojas, está detrás de los tramites legales ante el Departamento Administrativo de Planeación para ejecutar un proyecto inmobiliario en un predio que en su momento la Intendencia Especial de San Andrés le cedió en comodato a Telecom para actividades asociadas a la prestación del servicio y que la dstatal de telecomunicaciones usó para construir un centro vacacional pero que posteriormente vendió a empresarios azucareros de Colombia.

Según lo confirmó el secretario de Planeación Salvatore Castellote, el señor Gallardo Rojas actuando en calidad de Apoderado Especial del empresario Jorge Eduardo Uribe Holguin, solicitó licencia de construcción para ejecutar  un proyecto en ese predio el 15 de septiembre de 2016 mediante radicado 20404.
Se trata, tal como lo denunció oportuanmente el exgobernador Alvaro Archbold Nuñez de un bien público que fue dado en donación por la Intendencia Nacional de San Andrés y Providencia  a la Empresa Nacional de Telecomunicaciones,Telecom, y otro entregado en compraventa por cincuenta pesos ($50,oo) a la misma entidad, los cuales  terminaron en las manos del empresario bogotano Jorge Eduardo Uribe Holguin. Ambos suman un total de 9.724 metros cuadrados en la zona de litoral y bajamar de la isla y el precio de enajenación fue la suma de 2.117 millones de pesos.
El 27 de mayo de 1960, de regreso a San Andrés como  intendente de las islas, en misión del Estado colombiano, Lísimaco  Parra Bernal, oriundo del departamento del Tolima,  transfirió a título de donación  a la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Telecom), un lote de terreno ubicado en el sector de Sarie Bay en la isla de San Andrés. 
El negocio jurídico quedó plasmado en la Escritura Pública No. 201 de la notaria única de San Andrés. Posteriormente, el 15 de noviembre de 1971, el Intendente  Nacional de San Andrés y Providencia, Pablo Casas Santofimio, oriundo del Tolima, transfirió a título de compraventa a la misma Empresa Nacional de Telecomunicaciones, el predio contiguo al inicialmente enajenado, con una extensión de 2.135,25 mts.,por valor de cincuenta pesos ($50,oo). Para lo relacionado con todas las operaciones que con posterioridad serían realizadas en torno al mismo.

Según Archbold Nuñez, el precio de la venta equivalente a cincuenta pesos ($50,oo) nos indica que se trató de un negocio cierto, pero simulado, porque lo que en realidad ocurrió fue un contrato de donación, o en el mejor de los casos, una venta afectada de lesión enorme por cuanto el valor del contrato fue desproporcionadamente inferior del valor real.
La intención de la Intendencia Nacional fue la de efectuar un aporte en la solucion del tema de las telecomunicaciones, motivo por el cual dentro de los predios anteriormente mencionados fueron instalados los transmisores de Telecom operados por los ciudadanos nativos de la isla Ladford Hall, Edlie Withaker y Will Robinson, así como la residencia del Gerente de la empresa en San Andrés, Jesús Daniel Otero Dáger,  y con posterioridad, una casa vacacional, lugar de recreo de presidentes, familiares y amigos, que durante décadas pasaron sus días de ocio en el archipiélago, la cual con el transcurrir de los años entró en franco deterioro.
La presencia de miembros del Clan Gallardo en este proyecto genera suspicacias en cuanto al tipo de gestiones en la compraventa de tales predios donde entidades del Estado como Telecom, intervinieron en las mismas, además de las coincidencias políticas del comprador con el legislador; ambos conservadores.
Según Archbold Nuñez  al momento de la compraventa de los dos lotes de terreno, el señor Jorge Eduardo Uribe Holguin fungía desde el 15 de agosto de 2007, como miembro suplente del doctor Miguel Gómez Martínez, delfín del Partido Conservador, en representación del gobierno nacional en la Junta Asesora de Proexport de Colombia, y que buscaba estructurar un negocio hotelero de alta gama en el territorio por él adquirido, gran parte del cual es considerado como terreno de bajamar.
Un trabajo de tesis de grado de la facultad de derecho realizada en agosto de 2016 por estudiantes sanandresanos – entre ellos el periodista César Pizarro, director de The Archipielago Press- concluyó la necesidad de emprender acciones legales que hagan valer la imprescriptibilidad de predios de uso público en San Andrés, muchos de ellos en zonas de litoral y de bajamar como los predios de Telecom, amparados en recientes fallos de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado, para los casos de predios que entidades nacionales transfirieron a particulares en la isla del Morro en Santa Marta y la Cienaga de la Virgen en Cartagena, por lo que se esperan acciones de este tipo para impedir que se urbanicen zonas de litoral de la isla y se pierdan definitivamente bienes de uso público.

Deja un comentario