Hogar de Paso de niños isleños enfermos ya está en capacidad de recibir quince menores y acompañantes

La Fundación con Toda el Alma, liderada por Yumar Ospina Pérez puso a disposición de todos los niños y sus padres que requieran ir a Bogotá a recibir tratamiento médico su hogar de paso que fue inaugurado el pasado 2 de marzo en la noche y que ya terminó de ser dotado con camas, cocinas, comedores, sillas de rueda, caminadores, coches de bebes,  jugueteras para los infantes y todos los elementos que éstos y suadres requieren  para su estadía en la capital de la República mientras reciben la atención médica.

Este albergue que lleva el nombre de ‘Paraíso de siete colores en Bogotá’ funcionará  para niños y niñas isleños que requieran cita médica, operación y tratamientos en Bogotá y atención integral para familias con escasos recursos (gratuidad).

El albergue ya recibió su primer huésped, pero tienen capacidad para otros catorce niños o niñas con sus acompañantes.

El primer huésped de este albergue es un bebe que padece problemas congénitos cefálicos, quien llegó al día siguiente de su apertura con sus padres, para quedarse a vivir en Bogotá mientras le adelantan su tratamiento médico y uno de sus padres regresa a Providencia, a continuar sus obligaciones laborales.

Se trata de Isaac, de tan solo dos años de edad, con Hidrocefalia, convulsiones o epilepsias, que pusieron a mil la sensibilidad de esta gestora social, que lo que mejor hace es unir personas para ayudar a otras muy necesitadas.

Cuando se conocieron finamente en Bogotá, entre Isaac y Yumar, hubo chispa inmediata. “Fue como amor a primera vista”, dijo la gestora social y es precisamente por este niño, de sonrisa enamoradora y alegría de vivir, que empezó este sueño.
Isaac ya tiene que volver a Bogotá. Lo hará esta vez con su mamá Arelis Howard Archbold, y serán los primeros huéspedes en el Paraíso de siete colores que Yumar Ospina Pérez, instaló en Bogotá, para cuando un niño o niña isleños así lo necesiten.

“A partir del mes de marzo, los niños y niñas del archipiélago –que padezcan alguna enfermedad-, y necesiten hospedaje en Bogotá, para cumplir citas, tratamientos médicos y operaciones programadas, tendrán un hogar de paso gratis, cálido y amoroso, todo un ‘Paraíso de 7 colores en Bogotá’ esperando por ellos”, explicó visiblemente emocionada, Yumar Ospina.

El slogan, ‘Paraíso de siete colores en Bogotá’, fue tendencia en redes sociales, el pasado fin de semana, cuando en el Facebook de muchos isleños empezó aparecer la frase: ‘Pronto Paraíso de siete Colores en Bogotá’ celebrando la buena nueva de la apertura de este sitio.
La Fundación con Toda el Alma, que dirige la gestora social Yumar Ospina Pérez, emprendió este proyecto con el objetivo de dar una acogida en la ciudad de Bogotá, a estos menores y a sus padres o un familiar, que no cuenten con recursos económicos para cubrir estas necesidades, así como las de alimentación y transporte durante su estadía.

El hogar de paso es una amplia casa de dos pisos, ubicada en la Avenida Boyacá con 68, tiene disponibilidad para 12 menores con un acompañante (papá, mamá o familiar), a los que se les brindará toda la atención de manera eficiente y eficaz, durante el tiempo que requieran de servicios médicos.

Deja un comentario