Gobernador de las islas de origen sirio, de acuerdo con bombardeos de EE.UU a bases de Siria

A miles de kilómetros de distancia y al otro lado del planeta, el gobernador del Departamento Ronald Housni Jaller se refirió a los ataques que Estados Unidos lanzó contra objetivos militares en el país de su descendencia, tras un ataque con armas químicas contra la población civil, atribuida al gobierno de Bassar Al Assad.

El mandatario, cuyo padre, el comerciante Youseff Housni Barackah es oriundo de Siria, dijo al ser consultado por esta redacción sobre la reacción de los Estados Unidos al uso de armas químicas contra la población civil, que la decisión del Gobierno de Donald Trump fue correcta, es una reacción buena la de Estados Unidos al ataque que dejó muchos niños, mujeres, hombres y ancianos muertos por el uso de armas químicas, explicó.

En declaraciones exclusivas a The Archipiélago Press, Housni Jaller expresó que es doloroso lo que ocurre en Siria, donde se libra una guerra absurda por los intereses financieros y políticos y aun cuando apoya la reacción de Donald Trump, expresa su preocupación por que el país vaya a quedar en medio de una guerra entre las dos potencias mundiales Estados Unidos y Rusia.

Es triste ver lo que pasa en Siria, y es muy doloroso, venga de donde venga, el uso de armas químicas y el bombardeo a la población. Mi padre ha expresado su preocupación y tristeza con lo que pasa en la tierra de sus descendientes.

Respecto a la conmtinuidad de Bashar Al Assad en el Gobierno de Siria, Housni Jaller se declaró partidario que ya es hora de que sea cambiado. Debe cambiar o debe ser cambiado, expresó el gobernador de San Andrés y Providencia a The Archipielago Press.

Como se sabe, el jueves de la semana pasada la base siria de al-Shayrat, en la provincia de Homs, fue atacada hacia las 5:00 am del viernes por 59 misiles Tomahawk lanzados desde los buques estadounidenses USS Porter y USS Ross, con base en Rota.

De acuerdo con el Pentágono, los servicios de inteligencia estadounidenses determinaron que los aviones que lanzaron el ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun habían despegado desde esa base.

Las fuerzas armadas sirias han indicado en un comunicado que el ataque de EEUU ha causado “siete muertos, nueve heridos (entre ellos civiles) e importantes daños materiales”

Las autoridades rusas han decidido suspender los protocolos de cooperación con EEUU para la prevención de incidentes en el espacio aéreo sirio.

Por primera vez desde que estalló la guerra civil siria, hace seis años, Estados Unidos ha atacado al Gobierno de ese país. Lo hizo en la madrugada de este viernes, cuando su Marina lanzó 59 misiles de crucero Tomahawk, cada uno con una carga explosiva de 500 kilos, sobre la base aérea de al-Shayrat, situada en las afueras de la ciudad de Homs. El ejército sirio ha confirmado siete muertos en el ataque y nueve heridos entre los que habría civiles.

Los misiles fueron lanzados desde los destructores Ross y Porter, que tienen su base en Rota, en la provincia de Cádiz, según explican las páginas web oficiales de ambos navíos. Nueve aviones de las Fuerza Aérea siria han sido “destruidos”, según la televisión rusa, que ha difundido imágenes de la base siria atacada.

Fuentes oficiales estadounidenses han señalado a la agencia Reuters que se trata de un ataque “limitado”. Así lo cree también el ministro de Información del Gobierno sirio.

Poco antes del ataque, tanto el presidente estadounidense, Donald Trump, como su secretario de Estado, Rex Tillerson, declararon que el presidente sirio, Bashar Asad, debe dejar el poder. Es un cambio de 180 grados en la política del Gobierno de Trump, que en los 19 meses de campaña dijo que iba a sacar a EEUU de las guerras de Oriente Próximo y que la agresividad de su rival Hillary Clinton en Siria amenazaba “con desatar la Tercera Guerra Mundial”.

One Comments

Deja un comentario