Autoridades de salud recomiendan adecuado consumo de alimentos y bebidas y exposición al clima en vacaciones

Foto tomada de Internet A propósito de la llegada de la fiesta de Semana Santa, el Ministerio de Salud y Protección Social y la Dirección de Promoción y Prevención, hacen un llamado a todos los ciudadanos para que tengan precaución en la compra, adquisición y hábitos de la temporada. Lea cuidadosamente todas las recomendaciones que aquí se explican, incluyendo exposición al clima, al sol y a plagas e insectos que pueden causar enfermedades, a fin de evitar problemas médicos en la población.

Comida de mar y enlatados

En cuanto a alimentos como pescados y mariscos que son muy consumidos en esta época de Cuaresma que prohíbe el consumo de carnes, las autoridades recomiendan mantenerlos a temperaturas de refrigeración o congelación. En el momento de la preparación, cocinarlos completamente. Adquiéralos lo más frescos posibles. Consúmalos en el menor tiempo posible luego de su preparación, por lo que no debería cocinar grandes cantidades. Evite descongelarlos y congelarlos nuevamente. Los camarones y langostinos no deben presentar manchas negras, olor desagradable o desprendimiento de la cabeza o tronco. Los calamares deben tener la piel lisa, suave y húmeda, sin manchas sanguinolentas o extrañas. El pescado seco salado debe tener un aspecto seco y sin puntos rojos o negros en su superficie.

Respecto de los enlatados, se debe revisar que las latas no estén abombadas, rotas u oxidadas. Rechace los productos con fecha de vencimiento caducada. Tenga cuidado en el manejo del producto, evitando que sufra golpes. Asegúrese que los sitios de venta tengan buena ventilación y luz, y que los productos se coloquen sobre estantes que permitan circulación de aire.

Evitar intoxicaciones

Advierte el Ministerio de Salud que con frecuencia el consumo de estos alimentos se asocia a casos de intoxicaciones alimentarias, por lo que se deben identificar los síntomas más frecuentes que suelen aparecer unas pocas horas o días después de la ingesta y también reconocer los signos de alarma para acudir al servicio de salud o seguir las recomendaciones en casa.

Signos de Alarma:  Fiebre elevada (temperatura de más de 37.5 °C, medida oralmente) Sangre en las deposiciones Vómitos prolongados que impiden mantener los líquidos en el cuerpo (lo que puede conducir a deshidratación) Signos de deshidratación, incluida una disminución en la orina, boca y garganta secas, sensación de mareo cuando se está de pie Enfermedad diarreica que dura más de 3 días Ante estos síntomas o alguno de ellos consulte a su médico para su diagnóstico y en caso de identificar alimentos en mal estado que están siendo comercializados, dé aviso de inmediato a las autoridades sanitarias de salud de su ciudad.

Bebidas alcohólicas

Adquiéralas en establecimientos y distribuidores confiables. Confronte los precios de los productos de manera que sean acorde con los del mercado, ¡Desconfíe de los precios bajos! Verifique que el producto cuente con las siguientes características e información en su envase: La integridad de las etiquetas y los sellos, los cuales no deben presentar daños, enmendaduras, sobre escrituras o impresiones defectuosas.

Las bandas de seguridad deben presentar características de no haber sido manipuladas. Preste atención a la tapa del envase; en caso de presentar logos o imágenes del fabricante estos deben observarse en buen esta do y completos. Nombre del fabricante. Registro Sanitario. Grado de alcohol. Las leyendas sanitarias obligatorias como “El exceso de alcohol es perjudicial para la salud” y “Prohíbase el expendio de bebidas embriagantes a menores de edad”. Verifique que el contenido de la botella no presenta sedimentos, partículas en suspensión o cuerpos extraños. Cerciórese que la información contenida en el envase, tapas y estampillas debe corresponder al mismo producto. Al momento de consumir, preste atención a las características organolépticas propias del producto, en caso de percibir sabores extraños, suspenda de inmediato su consumo y repórtelo a la autoridad competente. Después de consumir el producto rompa las etiquetas y tapas de los envases. Por su seguridad siempre destape usted mismo el producto que va a consumir. Evite recibir bebidas alcohólicas a personas extrañas. Recuerde que los establecimientos que venden bebidas alcohólicas deben declarar en un lugar visible la prohibición del expendio a menores de edad.

Exposición interior y exterior

Respecto a la exposición al sol, se recomienda evitar exponerse por periodos prolongados a la luz solar directa, en especial entre las 9:00 am y las 4:00 pm, particularmente si viaja a zonas de alta montaña. Permanecer en la sombra tanto como les sea posible. Usar ropa que cubra la mayor cantidad de piel. Usar accesorios como sombreros de ala ancha y gafas. Aplicarse, antes de salir al sol, una crema con un factor de protección solar lo más alto posible (SPF≥30), y realizar nuevas aplicaciones según sea necesario. Alimentarse saludablemente, incluyendo en la dieta, dosis generosas de frutas y verduras, y agua.

Tambien se hacen advertencias respecto de la calidad de Aire, por lo que se recomienda hacer mantenimiento preventivo y correctivo antes de salir de viaje a los automóviles, procurar encender el vehículo con las puertas del garaje abiertas y evitar que el escape del gas se dirija al interior de la vivienda, evitar incendios forestales y cuidar los parques y zonas verdes. Reduzca el consumo de electricidad, lo cual contribuirá a disminuir las emisiones de contaminantes y partículas. Disminuya el uso de aromatizantes y perfumes en aerosoles en espacios cerrados. Evite el uso de tapetes en espacios cerrados ya que favorece la proliferación de ácaros y polvo. Evite realizar actividades físicas cerca a sitios de alta de concentración de contaminantes.

Respecto de los vectores presentes en la vivienda, que generan más riesgos para enfermedades transmitidas por estos son, los mosquitos o zancudos, roedores, moscas, cucarachas, pulgas, garrapatas y en algunos casos murciélagos, por lo tanto se debe proteger la vivienda (puerta, ventanas, techos) con mallas, angeos que eviten la entrada de estos animales. Identificar los lugares que sirven de criadero de mosquitos (basura, aguas estancadas, escombros e inservibles) se debe adelantar las medidas de control, como el desbrocé, el relleno y el drenaje. En zonas de riesgo de ETV se debe utilizar los toldillos o mosquiteros impregnados con insecticidas. En lo posible pintar las paredes en colores claros. Colocar rejillas en drenajes o desagües para evitar la entrada de roedores. Revisar la vivienda de presencia de roedores. Siga las instrucciones del uso adecuado de los repelentes e insecticidas de uso doméstico. No lo aplique sobre alimentos, utensilios de cocina o agua. Tenga precaución de no dejar al alcance de los niños los insecticidas y repelentes de uso doméstico. Los niños siempre deben estar bajo la supervisión de un adulto en lugares de descanso o de visita.

Agua para consumo

Independiente de la forma por la cual llegue el agua a la vivienda, asegurarse que no esté contaminada, revisión organoléptica (color, olor). Los tanques o canecas para almacenamiento de agua potable, se deben limpiar y desinfectar periódicamente para garantizar que el agua que contiene no se contamine. El agua que se usa para beber, preparar alimentos, lavar frutas y verduras debe ser apta para consumo. Para fuentes de agua como aljibes y pozos, y aguas lluvias es necesario que estén libres de residuos o de otros elementos extraños. Las vasijas donde se transporte y almacene agua potable, deben estar limpias y no haber contenido sustancias como plaguicidas o medicamentos y permanecer tapadas en un lugar limpio y alejado de basuras y contacto de animales. El agua lluvia puede ser utilizada en labores del hogar, lavado de ropa, y sistemas sanitarios, en caso de consumo se debe realizar tratamiento. Los tanques o recipientes de captación de agua lluvia deben estar tapados para evitar que se contaminen y se propicie el crecimiento de mosquitos. Se debe mantener las canaletas de los techos limpias. Elementos o recipientes que contengan aguas estancadas, como es el caso de floreros, se deben desocupar para evitar el crecimiento de larvas de mosquitos. Lavar las manos con agua y jabón para manejo de agua para consumo.

Deja un comentario