Dimar presentó proyecto de delimitación y señalización de White Wáter

Para evitar más accidentes mortales de lanchas con bañistas.   El anuncio lo hizo el Capitán de Puertos de San Andrés, quien aseguró que ya la Dimar presentó su proyecto de delimitación y señalización de ese sector, tras el reciente accidente ocurrido semanas atrás cuando una mujer fue arrollada por una lancha, perdiendo la vida.

El funcionario aseguró que con este proyecto que espera cuente con la aprobación del Gobierno Departamental, permitirá que los bañistas que asisten a ese balneario quedaran resguardados del paso de lanchas y evitarse de esta manera accidentes fatales como el ocurrido en días anteriores.

White Wata (Wáter) es una playa en medio del océano que está ubicada en la isla de San Andrés, en la bahía interna, frente al hotel Sunrise Beach y el cayo Cotton Cay que por sus aguas cristalinas, su baja profundidad y tranquilidad, se ha convertido en un sitio para la realización de paseos, celebraciones y fiestas, en medio del canal navegable.

Y precisamente esa circunstancia de estar ubicado en el canal navegable, le resta tranquilidad y seguridad ante la falta de señalización, de delimitación, de controles de las autoridades y de prevención de los bañistas, lo que se constituye en circunstancias apropiadas para la ocurrencia de accidentes.

Y eso fue lo que ocurrió el lunes festivo último cuando una lancha  que se desplazaba por el lugar arrolló a una mujer causándole la muerte en medio de una celebración de un cumpleaños al que habían concurrido varios invitados, entre éstos el secretario de Planeación departamental.

Y como siempre aprendemos a la brava, debió ocurrir el accidente para que decidiéramos tomar acciones tendientes a evitar que se repitan nuevas situaciones como estas en los diferentes balnearios turísticos de la isla.

En el caso particular de White Watta, es el descubrimiento de un sitio que es de un enorme potencial turístico que merece su conservación y promoción, pero previo proceso de ordenamiento como la instalación de banderines o boyas de señalización y una adecuada demarcación para que se protejan a las personas que hagan uso de ese sitio turístico.

Otro punto que también requiere de similares medidas de protección es el bajo donde se realiza el tour de las mantarrayas, a pocas millas del cayo Haynes Cay, Acuario, donde también ocurrió una muerte, en la que la víctima fue otra mujer.

Y eso es lo que parece haber entendido el Gobierno Departamental, la Armada Nacional y la Capitanía de Puertos con la ocurrencia del último insuceso y con lo que buscarían armonizar su accionar en forma coordinada para  fortalecer los controles en el mar y reforzar también el componente de ‘cultura ciudadana’.

Para ello las autoridades convocarán a agencias de viajes, lancheros y operadores turísticos, para informar sobre las nuevas disposiciones que entran vigencia a partir de la fecha y que van desde la prohibición de venta y consumo de licor en los cayos y en los trayectos hacia esos sitios, así como la realización de pruebas permanentes de alcoholemia y de alucinógenos a operadores  y capitanes de lanchas y barcos. Además que en el departamento se prohibirá mediante decreto gubernamental el consumo de licor en cayos y playas, en complemento a lo dispuesto en el Código de Policía.

Y frente a la operación de lanchas y motos náuticas se decidió emprender un nuevo proceso de delimitación, por lo que se adelantará una nueva delimitación en las áreas de bañistas y de fondeo y atraque  de lanchas y se busca concientizar a los usuarios y operarios de actividades náuticas al uso obligatorio de boyas en aplicación de los estándares internacionales y las multas a las que se exponen cuando se infringen estas normas; todo lo cual será complementado con la implementación de controles, patrullajes e informes permanentes, y con la tarea de los organismos de socorro que trabajarán en conjunto con Capitanía de Puerto, en el control y vigilancia de zonas delimitadas como ‘especiales’.

Deja un comentario