Joven oriunda de San Andrés murió en Cartagena tras recibir descarga eléctrica en su casa

La muerte sorprendió a Ariana Montes García, de 26 años, a las 12:30 de la noche del martes, dentro de su casa en Lo amador.

La joven se despertó a esa hora y decidió apagar el aire acondicionado, pero al momento de hacerlo, una descarga eléctrica le hizo perder el conocimiento.

Su esposo se percató de que algo raro pasaba y se levantó de la cama. En ese momento, la encontró desmayada y pegada al cable. De inmediato, le brindó los primeros auxilios y la trasladó a la Clínica Cartagena del Mar, en donde los médicos informaron su muerte a las 3 de la madrugada de hoy.

Ariana Montes García, la víctima era pareja del médico Edwin Frías. La pareja vivía en la calle Piñango del barrio Lo Amador, y mientras que el hombre trabajaba como médico, la joven de 26 años laboraba en un banco. Ariana, oriunda de San Andrés, combinaba su trabajo con sus estudios universitarios de administración de empresas. También se había graduado como tecnóloga en gestión comercial.

Desde hace nueve años estaban juntos y vivían con el hijo de Edwin, un niño de 12 años, fruto de una relación anterior. Pero cuando la vida parecía sonreírles, la muerte terminó separándolos de un solo tajo.

Ariana murió en medio de un accidente casero: se electrocutó cuando desconectaba un acondicionador de aire. Edwin contó cómo ocurrió el duro episodio, pues pese a intentar todo lo que estuvo a su alcance, no pudo salvar a la mujer que amaba.

Edwin contó que el miércoles en la noche vio televisión con su mujer mientras estaban en su cuarto. Se quedaron dormidos y poco antes de la una de la madrugada de ayer, la joven se despertó para apagar el acondicionador de aire. Entre ella y su marido se turnaban cada noche para hacerlo, pues el control remoto del artefacto se averió y debían desconectarlo para apagarlo.

Ariana se levantó y fue a desconectar el artefacto, pero cuando lo hacía recibió una descarga eléctrica que la hizo perder el conocimiento. Su mano quedó aferrada al cable. Más de una hora después, a las 2 a. m. de ayer, su marido despertó.

“Iba a apagar el televisor porque sentí que estaba encendido, y la encontré pegada al enchufe, inconsciente. La pared estaba mojada y no sé si era que estaba electrizada. Corrí a bajar las palancas y enseguida Ariana se despegó del enchufe y cayó al piso”, relató Edwin en medio de una gran tristeza. De inmediato, el médico le dio los primeros auxilios a su mujer. Había esperanza, pues la vida seguía aferrada a ella: tenía pulso.

Deja un comentario