“Dueños de obras, contratistas y Gobierno deben exigir medidas de seguridad de trabajos en altura para evitar accidentes”

Urge mejorar cultura de la seguridad en trabajo de alturas para evitar accidentes. La caída de un obrero al vacío de una de las tantas obras de construcción que en la actualidad se realizan en San Andrés, generó por las redes sociales un debate sobre los temas de seguridad industrial en el trabajo, sobre todo en grandes alturas.

Por esta razón The Archipiélago Press buscó al único experto en el tema en San Andrés quien desde el Sena y su propia empresa brinda asesoría a empresarios y constructores sobre esta materia, quien explicó que aunque los empresarios y empleadores han tomado conciencia del tema, los trabajadores, aun no lo hacen, siempre sacan excusas, se niegan a tomar las medidas del caso, e incluso muchas veces prefieren retirarse y cambiar de obra, cuando sus jefes les exigen tales medidas.

Samuel Castro dice que desde el 2008 se expidió el primer reglamento de protección contra caída de trabajadores en altura, se empezó a crear esta cultura, y en los dos últimos años se ha venido trabajando en un proceso de terminar de certificar a los trabajadores y el diseño de un programa de protección de trabajadores contra caídas en altura para que se controlen todos los riesgo y se reduzcan la accidentalidad y evitar las consecuencias graves y mortales.

Aun así, no existe todavía en muchos trabajadores la cultura de seguridad y es muy difícil implementar en trabajadores esta gestión del riesgo porque siempre tienen excusas como que el casco protector les produce dolor de cabeza, o le molesta el arnés, etc. y esperamos que dentro de tres años ya contemos con esta cultura implementada, con todos sus equipos y los procedimientos adecuados haciendo sus trabajos como vemos en la gente que viene de afuera.

Castro recuerda que esto no es optativo si no obligatorio y retirar a quienes no lo hacen, porque aquí se debe entender cuáles son los deberes del empleados y los empleados y esta gestión del riesgos comienza con el empleador  que entienda la responsabilidad que tiene, luego le encomiende a un experto en seguridad y salud en el trabajo llamado Siso, se le obligue a los empleadores de trabajos en altura disponer de un coordinador de trabajo en altura y que además se diseñen y realicen los formatos previos a la tarea.

Asegura que desde que se ha iniciado el proceso a la fecha, se han capacitado a cerca de dos mil 500 personas en las islas, a quienes se les ha concientizado de la importancia de disponer de estas medidas de seguridad. Las empresas grandes de San Andrés han entendido la importancia de certificar sus trabajadores y de realizar un reentrenamiento anual.

Advierte que el Ministerio del Trabajo y la Gobernación del Departamento que son quienes emiten la normatividad y están obligadas a hacerla cumplir, lo hagan. Hay normas que apuntan a la obligatoriedad de los empleadores al control del riesgo y la Gobernación tiene su responsabilidad porque es el ente rector y deben regular que se está cumpliendo lo que establece el reglamento

Samuel Castro advierte que con el boom de construcción que se ve en la isla, si no se toman medidas que están preestablecidas en los manuales, se incremente la probabilidad de accidentes.

“La idea es empezar a controlar y regular esa gran cantidad de obras para ver si cumplen con los permisos y la idoneidad de los trabajadores porque es importantísimo que el Gobierno empiece a establecer y regular esa actividades buscando el cumplimiento de gestión del riesgo; que el dueño de la obra entidad que tiene responsabilidad solidaria con los accidentes y que debe exigirle a los contratistas el cumplimiento de lo que dice el reglamento y al Gobierno que empiece a regular todas estas actividades, que revise que cuentan con el personal capacitado y con los accesorios de seguridad para trabajar”, concluyó Castro.

Deja un comentario