Veda de caracol pala para preservar el recurso hidrobiológico

Entre el primero de junio y el 30 de octubre, el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina iniciará la veda del recurso pesquero de caracol pala, medida de manejo establecida por la Autoridad de Pesca a través de la resolución 179 de 1995, con el objetivo de preservar el recurso, anunció la Secretaría de Agricultura y Pesca de la isla.

La decisión, que tendrá el acompañamiento de la  Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) y los entes locales involucrados en el proceso trabajan desde ya en las acciones de preveda, con actividades como la elaboración de un mapa que indicará los recorridos y las fechas de las visitas para hacer los procesos de sensibilización.

También se les solicitará a los dueños de los restaurantes no ofertar el producto durante la veda y ofrecer otras opciones a los turistas; paralelamente también se harán los inventarios en las bodegas para verificar las existencias de los diferentes productos.
A lo largo de la preveda y durante la veda se harán visitas a todos los sitios vinculados al encadenamiento productivo de la pesca del caracol pala, como son los hoteles, restaurantes, puntos de venta, comercializadoras, plantas de proceso y centros de acopio.
Para que la medida de manejo obtenga los resultados esperados, en la mesa de trabajo se acordó trabajar con otras entidades como Policía Ambiental, la Unidad de guardacostas, Armada Nacional a través de sus plataformas marítimas, Fuerza Aérea del caribe, Coralina en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Pesca de la isla.
“Pondremos a disposición de la isla la experiencia que hemos tenido en el liderazgo de varias vedas para que la medida sea exitosa; para un seguimiento efectivo enviaremos una comisión desde la sede central para apoyar los operativos en la isla y controlar así cualquier situación que se presente”, señaló Otto Polanco, Director de la Aunap.
En lo que coinciden las entidades vinculadas al proceso es que no puede permitirse lo sucedido en años anteriores, cuando en plena época de veda los restaurantes ofertaban caracol y no se ejercían controles al movimiento del producto desde los muelles.
Otras acciones 
Otra de las medidas que se tomará para proteger el recurso será una expedición científica en el mes de agosto a los cayos del sur de la isla, donde se tomará información sobre la distribución del recurso, abundancia, talla y peso. 
También, se hará la determinación del factor de condición, uno de los requerimientos de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites).
Vale la pena recordar que durante la expedición se ocupará mano de obra de los pescadores artesanales de la zona, con el fin de que tengan un ingreso adicional, durante la época de la veda.
“La Aunap aportará 50 millones de pesos y coordinará las salidas y todo el proceso para que los pescadores artesanales del caracol pala tengan una participación activa y exitosa, durante la expedición”, indicó Polanco.
Otra alternativa que se está implementando para la temporada de la veda y para que los pescadores tengan otra fuente de ingreso es la diversificación productiva, pensando en ello, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Coralina, donó una embarcación a una asociación de pescadores, para que ellos empiecen a generar sus propios ingresos a partir del turismo.
Por otra parte, la Comisión Colombiana del Océano está programando para septiembre la Expedición Científica Seaflower en la isla Cayo Serrana con el propósito de tomar información acerca de distribución y abundancia del recurso, teniendo en cuenta que la actividad pesquera de caracol pala está autorizada únicamente en esta zona, se hace necesario hacer un seguimiento para conocer cuál es su comportamiento y el estado actual del recurso.

Adicionalmente, se acordó entre Coralina y la Secretaría de Agricultura de San Andrés hacer una recopilación histórica de toda la información generada de los cruceros entre el 2003 y 2016, los datos serán analizados por una mesa interna de trabajo técnica, donde también participará la Aunap; la idea es entregar resultados en el mes de octubre, para que dicha información quedé incorporada en el Comité Ejecutivo para la Pesca de este año, y con esa información consolidada, también sirva como un insumo importante para poder establecer la cuota de pesca del año 2018.

Deja un comentario