Estalla nueva crisis hospitalaria por sustitución patronal; sigue la falta de insumos básicos

La situación del hospital Clarence Lynd Newball Memorial Hospital de San Andrés se sigue agravando por la indefinición operacional y la falta de compromiso de algunos de los consorciados de la Unión Temporal Island Healt U.T a la que el Gobierno Departamental le entregó la operación desde el primero de agosto pasado, y la falta de los insumos básicos para atender la más mínima patología de sus pacientes.

The Archipiélago Press supo que para asumir la sustitución patronal de todo el personal del hospital, mañana arribaran directivas de las empresas Bienestar IPS que es prácticamente una imposición de la Nueva EPS, que la tiene por aliada estratégica, lo mismo que la IPS Universitaria a la que está adscrita para el manejo de laboratorio en otras ciudades donde opera, y existe reticencia de los trabajadores a esta sustitución patronal, sobre todo porque ni Sumimedical SAS, ni Bienestar IPS que hacen parte de esa U.T han puesto la cara durante estos primeros meses de operación sino que ha sido solamente la empresa Salus la que ha asumido la responsabilidad de pagos y suministro de insumos, y ahora se le quita la operación para dejarla solo en el manejo de UCI, pero se le entrega a quienes no han movido ni un dedo en estos momentos de crisis.

Además consideran que estas son medidas temporales mientras se define el esquema definitivo para que sea una empresa mixta donde el departamento sea el responsable del 60 por ciento de la participación accionaria y el otro 40 por ciento por parte de la empresa privada, para que opere el sistema hospitalario.

Incluso una propuesta sería que se contrate una fiducia que se encargue de administrar los dineros producto de la operación, regalías, sistema de participación, ventas de servicios y por esta vía sea quien garantice pago de sueldos, compra de insumos, pago de servicios, mantenimiento y por último los desembolsos a los operadores.

En la actualidad el hospital no tiene los más elementales insumos básicos para atender pacientes, ni de pacientes críticos como hipertensos y diabéticos, ni de pacientes ambulatorios, y Providencia está mucho peor, sobre todo en infraestructura. Adicionalmente hubo un nuevo daño del equipo de tomografía axial computarizada TAC, recientemente reparada por técnicos de Toshiba que trajo la Gobernación, pero por un nuevo daño diferente al anterior, deberán traer a los técnicos, cuya traída cuesta once millones de pesos. Este equipo además del arreglo coyuntural requiere renovación tecnológica por que ya está obsoleto frente a la tecnología de punta que ofrece mejores diagnósticos de los que adolesce la isla.

Deja un comentario