“Es importante poner límites a un hijo cuando se le está educando”

Entrevista y foto tomada de Internet / Pilar Sordo,  psicóloga  Jornada “Mujeres con Pasión”

La psicóloga Pilar Sordo en un descarnado relato para la televisión argentina explicó las razones por las cuales es necesario ponerles límites a los hijos cuando se están educando, porque es necesario muchas veces darles un no por respuesta a sus peticiones, y ser más rigurosos en el trato con éstos.

“Yo creo que hoy día los padres han ido perdiendo conciencia del concepto de autoridad, empezaron a flexibilizar demasiado los contenidos educativos, de hecho creo que nosotros somos la única generación de papás que le tuvo miedo a sus padres y ahora le tiene terror a los chicos y desde allí  hay ausencia de limite, donde además no se quien dijo que una familia era un estado democrático donde todo se somete como plebiscito y encuestas nacionales, entonces donde se pregunta al chico que quiere comer, que chico va a querer decir que quiere comer porotos, objetivamente no hay ninguna posibilidad de que quiere comer legumbres a voluntad, entonces creo que hay un tema de autoridad, un tema del que yo no le puedo preguntar a los chicos todo lo que quieren, creo que yo no le puedo preguntar a mi hija  si quiere ir a ver a su abuelita, ella con la misma cara e culo que se levantó tendrá que ir a ver a la abuela porque si no pierde todo tipo de  contacto con su historia y eso lo tengo que gobernar yo, eso no es preguntable.”

La afamada profesional de la psiquis va más lejos y advierte que ahora los padres preguntan todo: estas aburrido? y además es una especie de inquietud parental que nosotros pareciera ser que tuviéramos la obligación de entretenerlos y la familia se transforma en una agencia de viajes, los fines de semana; hay que pensar donde llevar a los chicos, qué vamos a hacer este fin de semana  -naaada- . Hay que decirles vamos a estar en casa, vamos a jugar un campeonato de naipes, o sea hacemos un cake con sabor a vainilla y ya y si quieren venir los primos amplificamos la cosa, pero yo creo que de verdad es fundamental entender que ser madres o ser padre inevitablemente significa ser jodido, o sea eso tiene adscrito yo no puedo ser grata como mamá, yo también puedo caer bien a mis hijos permanentemente porque si no, no los educo. 

Periodista:  Es que un árbol necesita un tutor porque si no se tuerce, a los hijos le pasa lo mismos, no se les hace un favor dejándolos así  y aparte esa bronca cuando están aburridos, pero porque están aburridos?,  Sí que el play station, el computador, el BlackBerry, que se yo todas las cosas.

Bueno de hecho entre más cosas yo creo que el 80 % de los problemas que tienen nuestros hijos, es porque tienen demasiadas cosas y por lo tanto han perdido la capacidad para agradecer, porque no sé, por ejemplo para mi tomar Coca Cola cuando chica era un fiesta, el resto del tiempo yo tomaba un jugo rojo  que me dejaba la lengua colorada por semanas.

Yo siento que de verdad hay un tema grande  con los límites, hay un tema grande con la capacidad de entregar muchas cosas que no preguntarse si es necesario  o no necesario y en general los padres de nuestra generación tienes dos frases que yo destruyo, porque además no creo en ellas: una es que yo quiero que mis chicos tengan lo que yo no tuve, esa es una frase falsa porque cuando yo nací no había tele,  por lo tanto objetivamente mis hijos aunque hoy día yo no haga nada tienen lo que yo no tuve, es algoooo, eso es obvio y la segunda es que yo no quiero que mis hijos pasen lo que yo pasé; pero si lo que nosotros pasamos no fue tan malo, “fue fantástico, ” nos hizo seres responsables que disfrutaba de cosas sencillas “pero además teníamos la creatividad absoluta, se iban a dormir, por ejemplo estabas en vacaciones en Córdoba y se iban a dormir la siesta y te decían, vamos a dormir, no vayas a hacer ruido, tú te quedabas en la mitad del patio y te la tenías que ingeniar para pasarla divertido, divertirte y te inventabas una cantidad de cosas, si uno jugaba roles y se inventaba distintas cosas y yo creo “hoy día los chicos tú te vas a dormir la siesta, te matan no te dejan”, hemos híper enfatizado el tema de los derechos de los hijos, pero nada con los deberes y yo creo que cuando se híper enfatiza en un solo lado de la educación que tiene que ver con los derechos, pero al mismo tiempo no se le dice a un chico que tiene el deber de ser amable, que tiene el deber se ser bien educado, que tiene el deber de saludar, que tiene el deber de colaborar  y de poner la mesa, de ayudar en la casa, de ir a ver a su abuela , objetivamente el tema se nos descompensa y creo que tenemos los adultos una deuda gigante con los deberes de los niños.

Ahora los que están mal son los padres, porque los chico son chicos, yo los veo tal y es como que le tienen miedo a los chicos terror no sé porque.

Porque los psicólogos hemos hecho un flaco favor, bueno porque los padres tampoco se hacen cargo, no sé, entre más recursos económicos tiene un país, más especializa la educación, bueno si el niño no es bueno para las matemáticas cuando antes tenía el abuelo y le enseñaba matemáticas porque sabía, ahora va donde una persona que le enseñe a estudiar matemática, si el niño tiene baja autoestima en vez de que la mamá le ayude a subir la autoestima para no tener el quilombo de que la mamá sea, entonces va y le paga un psicólogo que suba la autoestima, entonces un niño de cinco años tiene un staff de profesionales para poder pasar la primaria, o sea es absurdo, es la realidad, entonces el lunes va al fonoaudiólogo para que le enseñe a terminar de hablar, el martes va al psicopedagogo para que le enseñe a estudiar, el miércoles va al psicólogo porque el psicopedagogo le cagó la autoestima, el jueves tiene que relajarse por lo tanto tiene que hacer deporte y el viernes tiene que aprender inglés porque si no nadie tiene futuro, entonces objetivamente los cinco días de la semana producto de esta delegación de funciones, los padres están cada vez menos porque tienen que generar los recursos para poder pagar todos estos especialistas y objetivamente a la larga lo que los niños van a necesitar es una madre que le rasque la cabeza, es un padre que le cuente un cuento, es alguien que juegue a la pelota y eso es gratis eso no genera costo económico a ningún país.

Claro, porque si es tan fácil y parece tan fácil no pasa, viste…

Yo creo que de verdad el concepto clave de nuestros siglo y en educación, salud, en distintos ámbitos es el concepto de fuerza de voluntad, todo lo que sea de cultivo de voluntad parece ser tedioso,  latero, aburrido, y resulta que paradójicamente lo que hace bien al alma, lo que nos hace bien a los seres humanos es cuando raspamos el alma y  para raspar el alma, para ser mejores personas, tenemos que educarnos en voluntad, tenemos que cultivar el sacrificio.

Deja un comentario