En la isla ya atracan hasta en el mar; vigilante fue golpeada cuando vigilaba un barco del Sena

En la Fiscalía General de la Nación reposa una denuncia penal desde hace poco más de un mes por un insólito caso de asalto a la nave Tania Lee de propiedad del Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, en la que la vigilancia que prestaba el servicio de seguridad resultó golpeada brutalmente, luego que los delincuentes que llegaron a bordo de una embarcación, intentaron despojarla de su arma de dotación, la cual no pudieron encontrar.

El caso está reseñado en el Ente Acusador como Noticia Criminal FPJ-2 con radicación No. 880016001208201700565, por el delito de lesiones personales, contenidas en el artículo 111 del Código Penal, no solo se puede mirar como un simple hecho de agresión personal, sino que se asimila con un caso de piratería moderna, donde delincuentes desde otra embarcación abordan a una nave para hurtar pertenencias o personas en la otra.

Se desconoce hasta ahora si autoridades como la Armada Nacional, Estación de Guardacostas y Dimar que ejercen jurisdicción y vigilancia en el mar, conocen de estos antecedentes y que hasta ahora no habían trascendido a la opinión pública.

The Archipiélago Press conoció en fuentes judiciales la correspondiente denuncia penal radicada ante la Fiscalía General de la Nación, donde la víctima formuló la correspondiente querella judicial por los hechos de que fue víctima una noche de junio mientras cumplía su ronda de vigilancia en la embarcación que está a cargo del Sena.

“Soy empleada de la empresa de vigilancia Águila de Oro de Colombia Ltda., me desempeño como guarda de seguridad, la noche del 7 de Junio del año en curso estando en mi puesto de trabajo a bordo de la embarcación de nombre Tanía Lee de propiedad del Sena, la cual se encuentra fondeada en la Bahía frente al Edificio Sena, llegaron a la embarcación dos tipos y al encontrármelos de frente me agredieron físicamente, me estrujaron y me preguntaban por el arma de dotación, pero yo no tenía arma de dotación ya que para ese puesto no la da la empresa, me encontraba sola y  caí al suelo no los enfrenté porque eran dos tipos, luego de eso se fueron luego de revisar mi bolso y parte del barco y como no encontraron arma de fuego se fueron, no se llevaron nada del barco. Preguntado: haga una descripción física de sus agresores. Contesto: Estaba oscuro y la luz del estadio me reflejaba en la cara y no los vi bien, Pero si eran acuerpados y como de 162 metros de estatura, vi que fueron en una lancha pequeña de color blanco con motor fuera de borda. Preguntado: Es la primera vez que sucede una novedad de estas a bordo de la embarcación Tania Lee. Contestó: Si señor. Preguntado: Los guardas que prestan servicio en ese turno siempre son mujeres o los colocan indistintamente. Contesto: No señor, hay veces colocan hombres y otras veces mujeres, según los turnos.” Foto de ilustración

Deja un comentario