Un programa para mejorar la calidad de vida de la población de la tercera edad

La vejez no puede ser sinónimo de soledad, abandono, achaques ni de sedentarismo. Y con esa premisa la Secretaría de Desarrollo Social cada año organiza y realiza la Semana del Adulto mayor que en esta ocasión concluyó con demostraciones de la gran experiencia y talento artístico acumulado durante muchos años de vida por  abuelos de diferentes sectores y barrios de San Andrés durante los ocho días de actividades y que concluyó en un gran show nocturno para la demostración del talento artístico desplegado, en este espacio de integración cultural y recreativo que benefició a poco más de 300 personas de la tercera edad en las islas.

La importancia de programas como estos albergan en que algunos estudios científicos han determinado que el cerebro de los humanos pierde agudeza desde bien temprano cuando apenas tenemos 20 años de edad ya que en esa medida que vamos envejeciendo, la capacidad de la memoria, los movimientos y la rapidez en el procesamiento de la información se vuelve más lenta, y siempre será necesario para todo ser humano, y especialmente para la población de adultos mayores,  mantener la mente activa como una forma de mejorar la calidad de vida de las personas mayores y la manera más óptima de conseguirlo es mediante actividades socioculturales, juegos, dinámicas, actividades lúdicas, etc. que favorecen la estimulación en diversas áreas del cerebro y del cuerpo, como en esta ocasión en la que más de 300 adultos mayores de las islas pudieron participar de estos  eventos propiciados por el Gobierno Departamental, a través de actividades gastronómicas y nutricionales; salidas de campo y hasta espectáculos musicales y bailables (viejotecas), donde dieron rienda suelta a sus destrezas.

En estas actividades lúdicas para adultos mayores como fue la noche de talentos los miembros de la tercera edad beneficiados con este programa realizaron la puesta en escena de obras de teatro, poesía, baile y canto, “ratificando que su experiencia y conocimiento que además los hace indiscutibles preservadores de la tradición cultural del departamento”, dijo un promotor de la Secretaria de Desarrollo Social.

Explicó que se hace necesario romper con las barreras y mitos que nos llevan a pensar que el envejecimiento es sinónimo de una vida solitaria, sedentaria y carente de sentido; nada de eso es cierto, puesto que las personas mayores pueden gozar de una vida plena y activa si se lo proponen. Y para conseguirlo existen multitud de dinámicas y juegos para personas mayores que ayudan a desarrollar sus capacidades cognitivas, físicas y sociales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la proporción de la población mundial mayor de 60 años se duplicará entre 2000 y 2050, pasando de 11% a 22%. La forma de envejecer de cada persona es diferente, ya que estudios indican que el envejecimiento es un proceso natural, gradual, continuo e irreversible; con cambios en el nivel biológico, psicológico y social a través del tiempo y determinado por la historia, la cultura y las condiciones socioeconómicas de cada persona.

En esta etapa, cuando regularmente se ha culminado la vida laboral e inicia la jubilación o cuando los hijos se han emancipado, los adultos mayores disminuyen sus relaciones sociales y, en ocasiones, no saben en qué emplear el tiempo que durante varias décadas utilizaban en sus actividades cotidianas. Así, buscar nuevas relaciones sociales o actividades para su tiempo libre se convierte en una necesidad.

Al respecto se consultó a Ardel Pomare, reina del Programa de Atención al Adulto Mayor, liderado por la Secretaría de Desarrollo Social y una de las beneficiarias de esta Semana del Adulto Mayor 2017 en San Andrés que agradeció “por este espacio de inclusión en el que los adultos mayores podemos participar, integrarnos y vincularnos a actividades que fomentan el cuidado y atención de las personas adultas del Departamento”.

Deja un comentario