Secretario de Interior ratifica propósito de buscar la paz isleña, Olla Comunitaria abre espacios de dialogo

El secretario del Interior Carlos Bryan Uribe reiteró su vocación de conseguir la paz en el territorio insular desde su despacho y a través de un programa comunitario que está llegando a los sectores de San Andrés con ayudas alimenticias y charlas de profesionales de varias disciplinas y gestores de paz para desactivar conflictos juveniles inter barrios.

En su red social de Facebook, el titular de esa cartera Carlos Bryan Uribe aseguró que “cuando hay un norte bien definido siempre se verán los resultados, y mi norte es la paz de este territorio en el que todos debemos involucrarnos a ayudar y no quedar como espectadores mudos ante como se destruye nuestra juventud. Entre más situaciones de violencia se presenten más fuerza me da para seguir ese difícil camino de devolver la sana convivencia al territorio. Hemos logrado grandes avances que muy pronto estaremos mostrando como resultados porque la paz es cuestión de algo de afecto, poco de discriminación y mucho de oportunidad en una transformación del chip de todos en el camino de sanear esas brechas de dolor que el derramamiento de sangre ha generado. Debemos aprender a perdonar y como diría el Papa a dejar de cizañar para lograr la paz en nuestros corazones y poder reflejarlos a nuestros jóvenes.”

El programa La Olla Comunitaria que busca restablecer el Tejido Social de las islas, desactivar los conflictos juveniles y restablecer la paz absoluta en la ciudad, visitó recientemente los sectores de Cocal y Santana donde se realizaron caracterizaciones y en el sector del Cliff, los cuales se suman a los ya realizados con mucho éxito en School House, Cove y Barkers Hill.

Este proyecto busca al final de su ejecución que se desarmen cientos de jóvenes armados y a cambio la Secretaria de Interior que acompaña las visitas en los barrios con un equipo multidisciplinario de profesionales y gestores de paz, entregará elementos útiles y productivos para que los jóvenes se involucren en la cultura de la legalidad y se vuelvan productivos y pongan fin a conflictos con jóvenes que hoy hacen parte de pandillas y conflictos sociales interbarriales.

Deja un comentario