Tras bloqueos piden cuentas de dineros producidos en Johnie Cay

El pasado viernes en la mañana el gobernador del Departamento Ronald Housni Jaller debió atender el airado reclamo de los operadores turísticos del cayó Johnie Cay preocupados por una eventual cierre del mismo tras las demandas que en este sentido interpuso la Procuraduría General de la Nación contra Coralina.

Los operadores del islote recienten de Coralina por el cobro de una tasa de ingreso que según ellos no se ve por ningún lado, y advierten que el estudio de carga que se realizó y que limitaría a 800 personas al día en ese islote, le está afectando los ingresos a los operadores turísticos que deben llevar dinero a sus hogares para el sostenimiento familiar.

El gobernador invocó la calma de los airados protestantes, a quienes les explicó que han tratado de cerrar el Johnie Cay, y explicó que la Procuraduría le solicitó la medida cautelar al Tribunal, y que hay que entender que los perjudicados con esa medida, serán todos los operarios turísticos de Johnie Cay, pero que deben entender que a consecuencia de eso, Coralina ha tenido que hacer un estudio de carga que es el que determina que solo pueden ingresar a ese islote para evitar su cierre.

A su turno uno de los operadores turísticos identificado como Richard Howard, y quien promovió el paro, reclamó a las autoridades por considerar que nunca han atendido la problemática del islote.

“Yo estoy reclamando mi derecho étnico raizal, y el problema es que el alimento que yo necesito llevar a mi casa lo han recortado ustedes, y esta era la única manera para que ustedes vinieran a atender nuestro problema. Después de diez años que tiene Coralina, que se lucró del dinero del ingreso a Johnie Cay, no hay ningún beneficio que se le ha brindado a Johnie Cay, no hemos visto ninguna mejoría, a ninguno de nosotros se nos ha dado ningún beneficio a pesar de que somos los que hemos llevado los pasajeros para que a Coralina les paguen los dos mil o cinco mil pesos. El turista que llegue a la isla de Johnie Cay puede indicarnos cuál es el funcionario que le ha dicho buenos días, bienvenido al parque regional Johnie Cay, en cambio le dicen, el que tenga el tiquete por este lado, los que no por acá, y quien no lo tenga, que se devuelva en la lancha”, expresó.

Howard recordó además que el archipiélago perdió las aguas con el fallo de La Haya, luego cerraron cayo Bolívar que era otro de los destinos que tenemos, ahora nadie podrá decirnos que van a cerrar Johnie Cay porque ese es un derecho étnico raizal que tenemos, y tenemos el derecho al trabajo, y ahora toman la decisión de cerrar Johnie Cay o de ponerlo sobre un balance de movimiento donde dicen que son 700 o máximas 800 personas. Si sacan la cuenta, son cuatro millones de pesos diarios, por 30, son 90 millones de pesos por 12 millones de pesos son más de mil millones de pesos, entonces donde están los bebederos de agua para iguanas en Johnie Cay, donde está el biólogo marino, donde están los lancheros identificados, donde están las boyas, son puros tarros de agua y aceite; que está pasando, estoy reclamando mis derechos raizales. Entonces si nos limitan a 200 pasajeros, cuantos crees que podemos llevar todos los que estamos aquí, que le voy a llevar de comer a mis hijos, entonces voy a delinquir?. Entonces hasta que no me den una solución clara y concreta no voy a levantar el paro, y que me digan dónde están los recursos de los últimos 10 años porque voy a hacer las denuncias, y los derechos de petición durante estos 10 años…”

Esta denuncia de los lancheros coincide con un airado reclamo que le hizo en Semana Santa una funcionaria de Parques Nacionales a un operador de lancha cuando le intentó cobrar el boleto de ingreso a ese islote, y ésta advirtió que era un procedimiento irregular, porque además la boleta no tenía ni numero consecutivo ni resolución de autorización de la Dian para que se facturara tal servicio, lo cual se prestaba para malos manejos de esos dineros.

The Archipiélago Press conoció una versión de uno solo de los operadores que transporta pasajeros a Johnie Cay, y según sus cálculos, en un solo año le generó ingresos a Coralina por más de 320 millones de pesos, lo cual si se multiplica por varios otros operadores, generaría un muy buen ingreso a la Corporación, que demandaría unas mejores condiciones ambientales y de infraestructura en Johnie Cay, como lo reclaman los operadores.

Deja un comentario