Alcalde aclara razones y alcances de cierre temporal de actividades portuarias

0

El Alcalde de la Isla de Providencia Bernardo Bent Williams salió al paso a la polémica suscitada en las últimas horas en el municipio, tras la decisión tomada por su administración el fin de semana pasado, en el sentido de suspender la carga de material pesado o de construcción en el muelle local, que ha venido afectando la estructura del mismo poniendo en peligro la seguridad de los usuarios de este terminal marítimo.

Dicha decisión causó el rechazo de sus contradictores políticos, quienes argumentaron que la medida tomada iba dirigida en contra del barco de nombre ‘Saint Providence’ gerenciado por el exalcalde Arturo Robinson, que precisamente esos días había traído material para las diferentes obras de infraestructura que se vienen ejecutando en la Isla.

No obstante lo anterior el burgomaestre en entrevista con el Magazín ‘Más por las Islas’, aseguró que “son medidas que nos ha tocado tomar, por irresponsabilida de algunos propietarios de barcos y de algunos capitanes, tenemos un muelle bastante deteriorado y a pesar de querer organizar el descargue le dimos permiso a un barco que trabajara hasta las diez de la noche, aunque el muelle sólo trabaja hasta las siete; sabíamos que tenían que descargar porque llegaban otras embarcaciones, pero la irresponsabilida de esta gente llevó a qué bajaran más de cien toneladas de material encima del muelle” indicó.

El Burgomaestre aclaró que el muelle tiene graves problemas estructurales y la idea es cuidarlo lo que más se pueda hasta que se construya un nuevo terminal marítimo.

Al respecto sostuvo que “vamos a permitir que los barcos que están allí descarguen y luego realizaremos un estudio de patología y ver si hay afectación mayor de lo que tenemos, después de la irresponsabilida de esta empresa”.

El mandatario local aclaró que se seguirá de manera normal el descargue de los barcos que traen los víveres desde San Andrés sin ningún contratiempo, y que la medida de restricción en el uso del muelle sólo regirá para los barcos de mayor calado, o aquellos que transportan materiales de construcción, sobre todo esos “bolsones” de gravilla y arena, que en su mayoría pesan más de una tonelada, que al descargarlos en el muelle afectarían mucho más su ahora débil construcción , lo cual podría generar un colapso de su estructura en cualquier momento; lo cual podría poner en peligro la vida de quienes allí trabajan o a cualquier otro usuario del terminal.

Comentarios
Cargando...