Álvaro Archbold Núñez quiere ser el Rudolph Giulianni sanandresano para recuperar la seguridad al igual que lo hizo el entonces alcalde de New York en la peor época de crimen e inseguridad de la ciudad norteamericana.

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

El ex gobernador sanandresano, había estado bastante ausente en las últimas semanas cuando los otros pre candidatos hacían correrías por los diferentes barrios de la ciudad buscando ganarse el favor popular.

Por el contrario el exmandatario decidió encerrarse en su cuartel a construir lo que será su plan de gobierno en su carrera por la Gobernación del Departamento a nombre del Partido Verde. Y uno de los principales temas que incluye ese plan de gobierno es la seguridad, un tema donde tiene uno de sus principales activos que son la experiencia de haber ejercido con mano fuerte tanto como secretario de gobierno como gobernador en dos ocasiones.

Pero no sólo se quedó en plasmar en su plan de gobierno sus experiencias pasadas en la materia, sino que se dedicó a tomar nota de los modelos más exitosos en el mundo en materia de lucha contra el crimen y la inseguridad, fijándose en el modelo implementado por el entonces alcalde de Nueva York, Rudolph Giulianni, cuando le tocó lidiar con una inseguridad y crimen aterrador que convirtió a la llamada Capital del Mundo en la ciudad más violenta e insegura del Planeta.

El modelo Giulianni ha sido uno de los más exitosos usados por grandes urbes de América Latina y Europa para enfrentar el crimen. Por ejemplo Buenos Aires combatió crimen e inseguridad con ese modelo que ahora busca adoptarlo Archbold Núñez en caso de regresar al Coral Palace.

La inseguridad es un problema generalizado. que encabeza el ranking de reclamos que observa gran parte de la sociedad insular de hoy día y que según el sentir de la población, es uno de los problemas que se mantiene en el puesto número uno debido a permanentes robos, hurtos, atracos, homicidios, etc se encuentran al frente de los padecimientos de la mayoría de turistas y residentes. .

El modelo de lucha contra la inseguridad que tendría que implementarse en San Andrés sería la llamada «Tolerancia Cero» que le permitió reducir las cifras de inseguridad que eran escalofriantes en Nueva York.

Rudolph Giuliani, utilizó como método la persecución y prevención de los delitos menores: grafittis, colarse en el metro, provocar destrozos en la vía pública; en consonancia con una mayor presencia de efectivos policiales en la calle.

El ex alcalde neoyorkino recurrió a la Teoría de las Ventanas Rotas, una idea que proviene de la criminología, que apunta a que si se mantienen los centros urbanos en condiciones óptimas irá disminuyendo progresivamente el vandalismo, y por ende las tasas de criminalidad. Aumentar la presencia de policías en las calles para “mantener el orden”.

El objetivo de Giuliani fue renovar los procedimientos. Apuntaron a desplegar mayor cantidad de efectivos en las zonas más complejas en materia de delincuencia. El plan de “tolerancia cero” tenía como objetivo, en primera instancia, erradicar los delitos menores: el alcalde entendía que si se lograba bajar esa tasa de delincuencia, naturalmente se reducirían los delitos más graves.

Por otra parte, apuntó a la descentralización de las fuerzas policiales. En este sentido, si bien creció el número de efectivos en las calles, el objetivo era mostrar mayor presencia, por ejemplo con patrullajes unipersonales.

Sin ir más lejos, al tiempo que disminuían las tasas de homicidios, crecía la cantidad de presos. El objetivo era quitar a los delincuentes de la vía pública.

Cuando dejó el poder, las tasas de delitos en Nueva York se habían reducido más de un 65 por ciento. La clave fue sumar más efectivos en las calles para evitar, primero, delitos menores.

Archbold Nuñez es consciente que implantar este modelo en la isla de todos modos tendría que contar con el apoyo de la Justicia que no obstante la independencia y separación de poderes, la Constitución Política también estimula la colaboración armónica de las tres ramas del poder público y el compromiso de recuperar seguridad implicará a todos.

Ahora se espera la inscripción de su cándidatura, la socializacion de más propuestas y a buscar el favor popular para poder cristalizar estas iniciativas que resultan urgentes para recuperar la paz y tranquilidad que se han perdido.