Avanza con éxito campaña de desratización en San Andrés

Ever Andrés Rodríguez, Ingeniero Ambiental. “La gente ha estado muy entusiasmada con el evento y hemos visto la gran necesidad de solucionar este problema porque es un problema de zoonosis y de la afectación que pueden causar a los negocios y la infraestructura eléctrica. En el proceso se viene trabajando con Storm, un rodenticida de segunda generación conocida científicamente como Flocoumafen, un rodenticida anticoagulante no tan riesgoso para los animales domésticos y que mata los roedores de manera más prolongada.

Por: Daniel Newball H.

Luego de haberse cumplido una cobertura del 85 por ciento de los hogares proyectados por visitar, la campaña de desratización de hogares en San Andrés, emprendido por el Hospital Departamental Amor de Patria, la IPS Universitaria y la Secretaria de Salud Departamental marcha con éxito con la colocación de los rodenticidas respectivos para frenar la multiplicación de la especie que afecta la salud pública.

Es precisamente la Leptopirosis, trasmitida por roedores domésticos, es considerada por la OMS como una de las principales zoonosis, la que atrae la mayor atención en esta campaña del cual se espera la mayor colaboración pública para su éxito.

“La campaña ha tenido mucha participación de la comunidad, en especial de instituciones como la Defensa Civil, la Policía, la Armada Nacional. Entre el sábado y el lunes visitamos viviendas, tuvimos escases de personal pero hemos emprendido el esfuerzo de poder visitar todas las casas.

“La gente ha estado muy entusiasmada con el evento y hemos visto la gran necesidad de solucionar este problema porque es un problema de zoonosis y de la afectación que pueden causar a los negocios y la infraestructura eléctrica”, dice el Ingeniero Ambiental Ever Andrés Rodríguez, de la IPS Universitaria.

La campaña busca, principalmente, reducir el riesgo sanitario derivado de la actividad de los roedores en zonas habitadas por seres humanos y el riesgo de introducción y diseminación de agentes patógenos (virus, bacterias, hongos, parásitos) y los daños que puedan ser causados por los roedores a la comunidad.

“En el Plan Integral a la Comunidad se tiene la idea de hacer un diagnostico en 10 barrios donde se han dado mayores casos de dengue y leptopirósis, sectores que han sido afectados por estos vectores”, agrega.

La trasmisión de la enfermedad puede ocurrir por contacto directo con líquidos, tejidos y orina de animales contaminados o, más comúnmente por contacto con ambientes contaminados.

Es una enfermedad producida por una bacteria del género Leptospiraque ataca a distintos animales como: perros, roedores, vacas, cerdos, etc.

Afecta principalmente al hígado y riñones. Produce fiebre, cefaleas, decaimiento, erupciones en la piel, ictericia, meningitis, entre otros síntomas.

Un programa de desratización exitoso tiene como componentes básicos la limpieza de las casas (para quitar refugios), la limpieza de las calles (para quitar refugios), la recolección de basura y el control de ratas, donde los primeros tres componentes se realizarán con la participación ciudadana y el último será realizado por un equipo profesional trabajando bajo un supervisor.

En el proceso se viene trabajando con Storm, un rodenticida de segunda generación, conocida científicamente como Flocoumafen, un rodenticida anticoagulante que no es atractivo a mamíferos, por lo tanto no tan riesgoso para los animales domésticos la vida silvestre, que mata los roedores de manera más prolongada para que no le avise a los otros de modo que los otros coman de ese cebo y, de paso, una eliminación más efectiva.

Comentarios (0)
Agregar Comentario