Babillas están migrando a otros hábitats distintos a la laguna de Big Pond donde siempre han permanecido confinadas.

Tras la divulgación de fotografías en las que aparecen estos reptiles en cuerpos de agua distintos a la Laguna, en zonas de manglares y patios próximos a viviendas de sectores al sur de la isla, varios periodistas locales y otros vinculados a la entidad ambiental debatieron de este fenómeno cada vez más frecuente con la situación de estos animales.

Para algunos «la Laguna está sobrepoblada y por eso, parece haber una migración, la zona de La Mansión y de manglares frente a Mar Azul está recibiendo esas migraciones.

Otros creen que esa eventual migración podria obedecer a que los turistas, se están metiendo a laguna a nadar con ellas, pese a que si ellas no se sienten amenazadas o con hambre no habrá problemas de atacar a las personas».

En concepto de biólogos de la Corporación se trata de una «especie introducida con organismos que no tienen un herpetologo permanente y sin un depredador directo que controle su población, ellos ahora son en la cadena carnívora la especie dominante . Menos mal es minoría pero si no se controla no sera la única parte donde se verán , su migración será en toda la isla donde encuentre habitat ideal para hacer su territorio, por lo que la corporación realizó estudios y tiene un convenio con la Universidad Nacional, pero en el tema estamos crudos, el manejo de la especie, como controlarla, ya existen impactos directos, varias veces se escuchó que perros en la laguna le faltaban algunas de sus miembros, ya que el reptil es un animal potencialmente peligroso cuando tiene crías».

Fotos de Yuri Taylor tomadas de Periodismo Isleño

Comentarios (0)
Agregar Comentario