El abatido Alias ‘El Indio’ del Clan del Golfo coordinaba envío de drogas desde San Andrés

Imagen tomada de Internet. Oficiales infiltrados de la Policía lograron fotografiar uno de los cambuches del hombre, de 49 años. Y tras varias interceptaciones de comunicaciones y un par de verificaciones de campo, obtuvieron las coordenadas exactas del lugar en donde este planeaba pasar Semana Santa.

“De inmediato dimos aviso a las fuerzas especiales del Ejército para que planearan y ejecutaran el operativo de asalto; le cayeron a las 9 de la mañana del miércoles”, le dijo a El Tiempo uno de los oficiales que participó en la localización del delincuente.

En efecto, desde la base de Agamenón II, en Necoclí, se planeó el golpe de mano.
Hubo un combate de hora y media. Lugartenientes del ‘Indio’ querían llevarse el cuerpo.
“En este participaron seis grupos de las Fuerzas Especiales del Ejército que desde hacía 12 días se infiltraron en inmediaciones de una construcción rústica en Tierradentro, allí permanecieron a la espera del ‘Indio’ ”, dijo el general Jorge Mora, cabeza de la Fuerza de Despliegue contra Amenazas Transnacionales del Ejército.
La estrategia se centró en neutralizar al ‘Indio’ y, de inmediato, los 20 hombres que lo cuidaban quedaron aturdidos y desorientados.

“Hubo un combate de hora y media. Lugartenientes del ‘Indio’ querían llevarse el cuerpo. Seis helicópteros de la Fuerza Aérea y la Policía cubrían las tropas en tierra. La operación fue perfecta”, dijo el general Jorge Mora.
Por los mensajes que la Policía incautó y otros que encontró en el rancho, el ‘Indio’ mantenía comunicación directa con ‘Otoniel’.

“Coordinen trabajo con Perea para que no nos den más golpes. Biejo (sic), cuídese mucho, mire que eso es golpe tras golpe”, le estaba escribiendo a ‘Otoniel’ como si presintiera que su fin estaba cerca.
De nada le valió tener a su servicio 350 hombres en armas y haber sido designado como líder de la armada del ‘clan’ y así enfrentar la embestida de la Fuerza Pública.

Pero, sin duda, su fuerte era el narcotráfico y por eso pesaba en su contra un pedido de extradición de Estados Unidos a donde va a parar cerca de un 40 por ciento de la coca que mueve el mermado ‘clan del Golfo’, que ya ha perdido a varios de sus cabecillas a manos de hombres de Agamenón.

Con varios lugartenientes, dirigía el envío de cargamentos desde la isla de San Andrés, Córdoba, Sucre, Bolívar, el Urabá y bajo Cauca antioqueños. También le rendían cuentas cabecillas que copan las posiciones mafiosas que las Farc dejaron libres en Nariño y Cauca.
“Con la caída del ‘Indio’ continúa el derrumbe de esta organización criminal”, sostuvo el director general de la Policía, general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Comentarios (0)
Agregar Comentario