Turistas siguen abusando del indebido uso de mulitas en playas

Se ha vuelto un lugar común la imagen de mulitas turísticas que son metidas al mar o atascadas en las arenas de las playas, poniendo en riesgo no solo el daño de los vehículos que les son entregados en alquiler, sino que además destruyen ecosistemas como arena coralina, corales, y otras áreas naturales y ambientales que requieren de un buen trato y cuidado.

Esta situación parece ser el resultado del libertinaje que asumen los visitantes cuando llegan a la isla donde creen que por ser turistas todo les debe ser permitido, a la falta de recomendaciones e instrucciones en los puestos de alquiler que muchas veces solo tienen el afán de entregar el automotor y recibir el dinero, a la poca presencia de autoridades en todos los sitios turísticos de la isla, lo cual amerita que la corporación Coralina cree una especie de vigías ambientales que acompañen la tarea de la Policía de Turismo y de Ambiente para poner en cintura a tanto visitante desaforado que llega a la ciudad no a disfrutar de lo que la naturaleza le ofrece si no a abusar de ella.

Todo esto debe ser acompañada de una intensa campaña publicitaria en medios y hoteles, puntos turísticos y demás resaltando la importancia de conservar los recursos naturales por tratarse de una Reserva de Biosfera que requiere de todo el cuidado humano.

 

Comentarios (0)
Agregar Comentario