Armada Nacional de Colombia retuvo a 40 pescadores hondureños que faenaban ilegalmente en aguas colombianas, incautó 20 pangas y tanques de buceo

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

En una rueda de prensa presidida por el gobernador del Departamento Everth Hawkins y el señor Capitán de Navío Orlando Cubillos Chacón, Comandante del Comando Específico de San Andrés y Providencia, se revelaron detalles sobre la lucha en contra de la explotación ilícita de recursos en nuestro mar territorial, así como el abandono por parte de un pesquero hondureño a 22 embarcaciones menores tipo panga con 44 hondureños que se encontraban realizando presuntamente pesca ilegal en el área.

La comparecencia imterinstitucional ante la prensa insular se llevó a cabo en la Base Naval ARC «San Andrés», el Cove a las 10:30 a.m, donde la Armada de Colombia, a través de la Fuerza Naval del Caribe y el Comando Específico de San Andrés y Providencia, ratificaron el compromiso de continuar velando por la seguridad integral marítima y la protección de la vida humana en el mar, al tiempo que invita a la ciudadanía a reportar cualquier emergencia a través de la línea gratuita 146 o el canal 16 VHF Marino.

Además de la recuperacion de tanques de buceo, pangas y la detención para la respectiva deportación a su país de origen, unidades de la Armada de Colombia realizaron labores humanitarias de suministro de más de 4000 galones de agua a varias embarcaciones en alta mar.

La asistencia humanitaria se le prestó precisamente a la motonave de nombre “Capitán KD” de bandera de Honduras, que se encontraba navegando sin agua potable para el consumo de sus tripulantes, en el área general de Serranilla, a 240 millas náuticas al noreste de San Andrés Isla.

El buque ARC “Independiente”, que navega en aguas del Caribe en desarrollo del Plan Archipiélago, con el fin de ejercer Soberanía, salvaguardar la vida humana en el mar y proteger los derechos históricos de pesca y los recursos marinos del país, donó 500 galones de agua potable para el consumo de los 11 tripulantes de la embarcación, quienes agradecieron al personal de la Institución Naval su compromiso con el bienestar y la seguridad integral marítima.