Asesora del Gobernador presentó denuncia penal en la Fiscalía contra ciudadano en el exterior al que acusa de injuria y calumnia por difamación en su contra

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/thearc60/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Haciendo uso de su legítimo derecho al buen nombre y honra, considerado vulnerados por comentarios del ciudadano Harold Bush Howard, residente en la ciudad de Londres, desde donde escribe sobre temas de San Andrés que le suministran algunos informantes sin mayor rigor, la asesora del despacho del gobernador Claudia Meza Britton decidió acudir a la Fiscalía General de la Nación a radicar un extenso documento donde lo denuncia por injuria y calumnia.

Bush Howard viene ejerciendo una especie de función crítica y de veeduría, pero en algunos casos ha incurrido en imprecisiones y falsedades que le han valido fuertes enfrentamientos con diversos sectores de opinión.

Sobre Meza Britton dijo recientemente que la contratación de la Gobernación para las áreas de Educación, Desarrollo Social y Salud está paralizada porque todo pasa por manos de la asesora externa del gobernador que son sus ojos y oídos, a la que considera no muy calificada para el puesto porque no tiene experiencia en administración pública, no es abogada especializada en temas administrativos y especialmente de contratación, lo cual impacta en la lentitud de tomar decisiones.

También la acusó de nepotismo, de pasarla viajando, de ser cuota de la era Housn, y de prácticas corruptas.

Para Meza Britton aunque Bush Howard no se refirió a ella con nombre propio, es a ella a la que se refiere en sus escritos en la red social Facebook cuando la identifica como asesora del despacho del gobernador, quién fue nombrada en principio en Secretaría de Planeación y luego trabajó en la secretaría de Educación con su primo, es decir con Ridley Huffington Britton.

Para la querellante la publicación es injuriosa y calumniosa al atribuir prácticas corruptas, dirigida a declaraciones peyorativas tendientes a menospreciar la capacidad académica y la experticia técnica de la mencionada victima para desempeñar el cargo que hoy ocupa en la Gobernación de San Andrés poniendo en tela de juicio su buen nombre no solo en el ámbito laboral sino también personal, con intensiones malsanas de afectar su carrera de abogada.