Avanzan las obras para construcción de una segunda estación terrena para un nuevo cable de submarino de fibra óptica para solucionar problemas de cobertura de internet

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212
La empresa Colombia Comunicaciones, Comcel, avanza en la ejecución de las obras de construcción de la nueva estación para la operación del segundo cable submarino de fibra óptica que llegara a la isla que operará la multinacional Claro, para resolver el problema de cobertura y calidad de las comunicaciones de datos y voz. Esta estación se construye en el sector de Schooner Bight, al lado de Cabañas Morgan, conocida como Cabañas de Gaviria y el Paradero de Buses,.interviniendo predios de la cancha de fútbol Ratón Place, la cual será reacondicionada por Claro para uso de la comunidad.
La obra cuenta con autorización mediante Resolución No. 009119 del 30 de diciembre de 2019, que se le otorgo, a la empresa de Comunicaciones Celular S.A. COMCEL, la respectiva Licencia de Construcción en la Modalidad de Obra Nueva, en un predio ubicado en el sector Schooner Bight, para que se adelantara la construcción de una edificación de dos pisos, con un área técnica, oficinas, baños, cocina y recepción con un área construida de 513,63m2 en un predio de 8405m2.
El día 3 de febrero de 2020, la empresa de Comunicación Celular S.A. COMCEL, solicitó ante la actual Secretaria de Planeación, la modificación de la licencia otorgada el 30 de diciembre de 2019 mediante la Resolución No. 009119, con lo cual, durante el trámite de dicha modificación de licencia vigente, respetuosos y garantistas de los derechos de la comunidad raizal, decidimos suspender el procedimiento, hasta tanto se allegara un pronunciamiento de la Dirección de la Autoridad Nacional de Consulta Previa del Ministerio del Interior acerca de la procedencia y oportunidad de la consulta previa para la ejecución del proyecto de Instalación de Cable de Fibra Óptica Submarino AMZ- CV9, teniendo en cuenta que la obra civil autorizada el día 30 de diciembre de 2019, se relaciona con el proyecto antes aludido de instalación de Cable de Fibra Óptica.
Posteriormente, la empresa de Comunicación Celular S.A. COMCEL, procedió a remitir la Resolución ST-0531 del 30 de junio de 2020, a través de la cual el Ministerio del Interior – Dirección de la Autoridad Nacional de Consulta Previa, determinó que el proyecto de Instalación de Cable de Fibra Óptica Submarino AMZ- CV9 no requería de la Consulta Previa, razón por la cual, en ese momento, se decidió continuar con el trámite de la modificación de licencia de construcción.
Sobre su proyecto la multinacional Claro ha explicado las características técnicas de la obra que ofrecen tranquilidad a la población:
Los cables no emiten
radiaciones electromagnéticas ni hay riesgo de explosión o derrame de materiales peligrosos o contaminantes.
Las capas exteriores
del cable son de polipropileno, un material muy común en el almacenamiento de agua potable, similar al utilizado en el hilo
de atado agrícola en redes de pesca.
NO genera ningún tipo
de contaminación.
Hoy es poco el
cubrimiento de internet y
se pagan tarifas más altas que en el resto del país, hasta con un 70% de sobrecosto.
Los altos costos se explican por las dificultades de equipos para llevar el internet.
Con la conexión al cable
se solucionarán estos
problemas, llegará internet por Fibra óptica y bajarán las tarifas.
SÍ mejorarán las tarifas de servicios
No se instalarán antenas
de telecomunicaciones.
Los cables de fibra óptica
son soluciones de comunicaciones usadas en todo el mundo.
Los datos se transmiten
en rayos láser a lo largo
de fibras de vidrio, envueltas en un tubo de acero inoxidable que
no tiene más de 5 centímetros de diámetro.
Serán 727 kilómetros
de recorrido por el lecho
marino. Cualquier perturbación se limitará a la huella del cable,
de apenas unos 14 a 35
milímetros de diámetro.
No afecta a la fauna
marina, ni a las playas, ni al medio ambiente.
No afecta al medio ambiente.
Para llevar el cable submarino a San Andrés se han cumplido y cumplirán todos los trámites exigidos por a ley ante las autoridades pertinentes.
Es un proyecto que impulsará el desarrollo económico y social
del Archipiélago.
No viola ninguna norma.
La construcción de la estación terrena de telecomunicaciones
servirá para recibir y conectar el cable submarino con los
equipos de telecomunicaciones
del operador y garantizar un mejor servicio para telefonía fija, internet y Televisión.
Además de contar con
una planta eléctrica para garantizar la continuidad del servicio, se implementará lo último en tecnología para alojar
diferentes equipos de datos, sin que estos y los aires acondicionados generen ruidos mientras estén funcionando.
Sí generará una de las mejores infraestructuras de telecomunicaciones.
Hoy menos de la mitad de las familias sanandresanas, apenas un 40%, cuentan con internet.
Por eso no pueden conectarse a cursos de educación virtual, ni
promocionar sus servicios, ni productos de turismo en plataformas de comercio electrónico internacional.
Conectándose al cable,
los sanandresanos tendrán internet de alta velocidad para conversar con el mundo y acceder a entretenimiento, redes
sociales y educación.
SÍ traerá empleo, progreso, educación, salud y mejora para
los servicios de turismo.
Se mejorará la cancha de fútbol, con área aproximada de 28×56
y contará con marcos
metálicos tubulares, de los mejores materiales posibles. Sí al progreso y al deporte de los isleños.
San Andrés tiene hoy una de las velocidades de conexión más bajas del país.
Un promedio de 1,98 Megas, mientras que el promedio nacional es de 5,18 megas.
Con la conexión al cable
tendrá mayor cubrimiento
de banda ancha y redes
móviles con tecnologías 4G y 4.5G, con conectividad a internet incluso superior a otras partes del país.
Adicional, la conectividad
será de Fibra óptica lo que favorecerá al comercio, al sector turístico y en general a la población por las velocidades y precios que se ofrecerán.
Desde la instalación
en 2015 en Barranquilla, el territorio continental de Colombia aumentó50 veces su capacidad de conexión digital con el mundo.