Compromiso con la mitigación del cambio climático

0
Puede ser una imagen de masa de agua y naturaleza

San Andres protege una de las reservas de biosfera marinas más grande del mundo

La riqueza biodiversa que posee Colombia convierten a nuestro a país en un baluarte para la mitigación del cambio climático y por eso la importancia de proteger los diversos ecosistemas que posee el país.

Y los océanos también son claves para aportar a este proceso de disminuir el calentamiento global como lo han demostrado los sanandresanos que hace poco celebraron los 20 años del nombramiento por parte de la Unesco de gran parte de este territorio caribeño, un alto porcentaje marítimo como Reserva de Biosfera Seaflower.

Esta nominación conllevó muchas responsabilidades no sólo para el departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, sino también para el gobierno colombiano.

La nación y esta región debieron asumir grandes retos y compromisos, ya que la Reserva de Biosfera Seaflower se convertía desde entonces en la reserva marina más grande de América Latina y una de las más grandes del mundo además de poseer el sistema de arrecifes más extenso del Hemisferio Occidental.

La nominación de reserva implicó no solamente la protección de la biodiversidad de las islas, los cayos, los corales y todo el ecosistema marino que hay a su alrededor sino que además trajo otros beneficios para esta región caribeña.

Por un lado el gobierno nacional y las islas debían proteger estas áreas de la sobre explotación, por otro lado se daría un fuerte impulso al desarrollo del ecoturismo en la zona, se impulsaría el rescate del folclor y la cultura raizal y se incentivaría la investigación científica.

Investigación científica

Desde la creación de la Reserva de Biosfera Seaflower, la Comisión Colombiana del Océano con el apoyo de otras instituciones ha venido desarrollando diversas expediciones científicas en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, las cuáles buscan demostrar mediante bases científicas la importancia de Seaflower para el mundo.

Se trata de una serie de expediciones en las que se monitoreará hasta el 2023 la riqueza biodiversa del archipiélago, sus corales, flora, fauna y su sostenibilidad.

Este año la comisión ha venido desarrollando la séptima expedición desde el 2015 al área marina protegida de la Vieja Providencia y Santa Catalina, donde se ha venido recogiendo información sobre el impacto al ecosistema marino de los huracanes Eta e Iota y trazar estrategias de recuperación.

Impacto cultural

La declaratoria de Reserva de Biosfera también generó un impacto cultural muy importante para la recuperación de las tradiciones de los isleños.

Por eso desde el 2013, el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Cultura, Coralina, la comunidad raizal y las administraciones de la isla se dieron a la tarea de resaltar, conservar, transmitir y afianzar las prácticas culturales que están relacionadas con el mar en el Archipiélago.

En ese sentido se desarrollaron videos, encuentros, cartillas, plegables, espacios de formación con los docentes, entre otras actividades que permitieron reforzar y transmitir toda esta riqueza cultural.

La pesca tradicional, el bautismo en el mar, las carreras de Cat Boat, y hacer sonar de concha de caracol, son cuatro de las prácticas culturales identificadas por los habitantes del Archipiélago y que han sido la base para transmitir los saberes a los niños y jóvenes de la Isla, así como su divulgación y recuperación para que no queden en el olvido.

Turismo ecológico

Ir a San Andrés de visita o paseo requiere de un compromiso personal con la protección del medio ambiente.

Por eso mantener las playas limpias y no arrojar basura al mar es una responsabilidad no sólo de los isleños sino también de quienes van a las islas.

Recorrer las islas y sus cayos es una experiencia única, ya que el visitante se compenetrará con esta Reserva de Biosfera y estará más en contacto con la naturaleza.

Uno de los toures más tradicionales es la visita al cayo Acuario, donde usted podrá estar más en contacto con las especies que habitan esta región, desde las mantarrayas hasta los peces de colores que se podrán observar entre las aguas cristalinas.

Recorrer los cayos, los corales, los manglares, hacer inmersiones, buceo, practicar kayak, caminatas por los bosques tropicales de las islas, en especial en la isla de Providencia donde se podrán observar boas, cangrejos, arañas, sapos, lagartijas, iguanas, roccos, aves y el nacimiento de 25 manantiales, son muchas las actividades ecoturísticas que los amantes del turismo de naturaleza pueden encontrar y se han potenciado con la declaratoria de Reserva de Biosfera.

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina, Coralina realizó recientemente la campaña Promocional Momentos en Seaflower, con el objetivo de posicionar a la Reserva de Biosfera de Seaflower como un destino, en el Caribe colombiano que ofrece un turismo vivencial con la naturaleza y la cultura Raizal, con prácticas de consumo sostenibles sobre los recursos naturales y el medio ambiente.

Riqueza natural

Según información de la corporación ambiental de las islas Coralina, la Reserva de Biosfera representa el 34% del área del Caribe colombiano, de los 180 mil kilómetros cuadrados, 65 mil fueron declarados área protegida marina en 2005 y dividida en tres partes para una mejor administración: la norte conformada por los cayos Quitasueño, Roncador y Serrana, la del centro con Providencia y Santa Catalina, y la del sur con San Andrés y los cayos Bolívar y Albunquerque.

Así mismo, la corporación ambiental indica que el archipiélago cuenta con el 76% de las áreas coralinas de Colombia y tiene uno de los sistemas de arrecifes más extensos del hemisferio Occidental.

Las investigaciones de entidades como el Ministerio de Ambiente, Comisión Oceánica Colombiana o Coralina indican que en la zona se han identificado 57 especies de coral, de las cuales el 90% están en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Además se han descubierto, 407 especies de peces, 157 especies de aves y la mitad están amenazadas.

La corporación ha creado tres parques regionales con el fin de administrar mejor el acceso de visitantes que buscan un turismo más amable con el ambiente: Johnny Cay, que maneja una alta tasa de visitas; Old Point, cuya característica son sus manglares bien conservados; y “The Peak”, el punto más alto de la isla de Providencia.

El director General de la corporación Coralina Arne Britton González anunció que ya iniciaron las acciones para examinar el estado de actual del recurso hídrico de la isla.

Actualmente el Ministerio de Ambiente anunció el trasplante de 500 mil fragmentos corales, cuyo propósito es repoblar los arrecifes coralinos del Departamento Archipiélago.

Deja un comentario