Continúa la campaña por las ‘Especies Clave’ en la Reserva de Biosfera Seaflower

0

La Corporación Ambiental Coralina ha adelantado importantes esfuerzos por conocer los aspectos biológicos y ecológicos de las diferentes ‘Especies Claves’ que se encuentran en el área de Reserva de Biosfera Seaflower y realiza ingentes esfuerzos por preservarlas.

Entre las acciones para proteger a estos organismos claves en el eco sistema, la corporación continúa con la campaña educativa y de sensibilización para la preservación, conservación y manejo de las ‘Especies clave’ en la Reserva. En esta ocasión: el Whelk y la Langosta.

Cabe recordar que las ‘Especies clave’ son aquellas que tienen un efecto directo sobre el entorno en que viven y cuando están ausentes causan un efecto importante sobre las poblaciones de otras especies o sobre procesos del ecosistema, porque juegan un papel importante a nivel biológico, ecológico, económico y/o cultural.

Conservemos al Whelk

Entre las ‘Especies claves’ se encuentra el Whelk (Cittarium pica), que también recibe el nombre de Cigua, Bulgao o Burgao; en el caribe anglosajón se conoce como topshell. En la isla es un molusco comestible y poco conocido, que habita en el litoral rocoso.

La importancia de la especie radica, entre otras cosas, en que, al ser grandes herbívoros, ayudan a “controlar” las poblaciones de algas: su dieta se compone de algas macroscópicas y microscópicas. Las algas, además, le proporcionan protección ante depredadores y la desecación. Sumado a esto, sus conchas vacías sirven de hábitat al cangrejo ermitaño.

Por la relevancia ecológica y el rol que desempeña el Whelk, como especie del litoral rocoso, se han adelantado programas de monitoreo de borde costero que incluyen la estimación de su abundancia poblacional, hasta encontrarlos en los atolones: Alburquerque, Roncador y Serrana.

Sumado a lo anterior, la extracción de este recurso se ha calificado como importante en las islas de San Andrés y Providencia, en localidades que pueden ser fácilmente accedidas a través de la vía terrestre y en algunos casos a través de lanchas, amenazándolo sensiblemente.

Aspectos reproductivos y poblacionales se encuentran bajo estudio de la corporación, en marco de convenios suscritos con la Gobernación Departamental y con la Universidad Nacional de Colombia. Se espera que contribuyan a la elaboración de medidas que favorezcan su conservación.

Estos son algunos pasos para ayudar en su preservación:

No recolectar ejemplares por debajo de la talla mínima de captura (75 mm de diámetro de concha).

No recolectar individuos en la época reproductiva (junio – diciembre.)

Evita hacer construcciones sobre el litoral rocoso.

Protejamos a la Langosta

La Langosta, por su parte, también se considera como uno de los recursos pesqueros con buen valor en el mercado; tiene alto valor comercial, pero no alcanzan a sobrevivir más de 5 años. 

Económicamente es una pesquería de más de 4 millones de dólares, lo que la configura en la pesquería más importante en el Caribe y se estima que se extraen más de un millón de toneladas anuales de langosta. Al tener un valor económico tan alto es un recurso muy atractivo para los pescadores.          La fuerte presión pesquera ha disminuido sus poblaciones notablemente y sobre todo la pesca ilegal y no declarada hace que sea difícil su manejo pesquero.

Son dominantes en el los diferentes fondos donde se encuentran y se estima que juegan un papel determinante en el equilibrio de las comunidades de organismos bentónicos. A nivel ecológico son muy importantes en el fondo marino y se alimentan de diferentes invertebrados y son detritivoros.

Coralina, como administradora del Área Marina Protegida, conjuntamente con autoridades de pesca, ha establecido zonas de pesca exclusiva para los pescadores artesanales y otras donde no se permite extraer esta especie, protegida por regulaciones especiales.

Se han establecido medidas extras para su protección entre las que se incluyen:

Veda entre los meses de junio a octubre

Se determinó que la talla mínima de captura es de 14 cm de cola.

Prohibido capturar hembras ovadas.

Prohibido pescar con equipo autónomo de Buceo.

Las nasas deben tener una reglilla de escape.

Coralina realiza un llamado de atención a la comunidad, para ayudar a estas especies en peligro de extinción a cumplir su ciclo natural.

Deja un comentario