Coralina acompañó inspección a Rose Cay con miras a su reapertura

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212
Coralina, en trabajo articulado con la Gobernación del Departamento a través de las secretarias de Gobierno, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Turismo y Salud, la Policía Nacional, Procuraduría Judicial en lo Ambiental y Agrario, la DIMAR, en conjunto con la asociación de prestadores de servicios de Rose cay, hicieron una inspección a los protocolos de bioseguridad y condiciones actuales de las estructuras de los kioskos, guardarropas, baños y espacios que prestan servicios para turistas y residentes.
En esta oportunidad, se pudo observar una mejoría en varios puntos de atención al público, «pero falta por mejorar», así lo indicaron algunos de los secretarios y el Director de la Corporación Ambiental Arne Britton González quien manifestó que «se estará adoptando una fase de transición, ya que la idea es seguir evaluando desde la parte ambiental, además que los prestadores de servicios turísticos de Rose Cay pasen a Haynes cay y el espacio de Rose Cay solo sea de bebidas y no se preste servicio de baños ni de cocina». Esta propuesta se estará analizando con las instituciones involucradas en la reapertura del atractivo turístico.
Asimismo, se estará evaluando el plan de manejo que la gobernación presentó a Coralina y articular la propuesta de los prestadores de servicios turísticos, para empezar a trabajar en esta iniciativa a mediano y largo plazo.
Por último, el jefe de la de la autoridad ambiental agrego que la apertura de Rose Cay queda en stand by, hasta que no se cumplan con las medidas de bioseguridad y salubridad, ya que hay un baño que no está apto para el servicios a los turistas y residentes y, aunque hay una recuperación de la naturaleza en el sector, se observa erosión, pero se debe a la dinámica de la misma que hace sus efectos por esta época.
Se espera que las entidades, en los próximos días arrojen decisiones frente a la reapertura de Rose Cay, para el uso de los habitantes y el apoyo de los prestadores de servicios turísticos del sector.
“Conservar Seaflower es proteger la vida”