Coronavirus en Brasil: por qué mueren 10 veces más bebés por Covid-19 en el país sudamericano que en Estados Unidos

0

Desde el inicio de la pandemia por el coronavius, 420 bebés han muerto de covid-19 en Brasil, una cifra aproximadamente diez veces mayor que la de Estados Unidos, el país con mayor número de muertes por la enfermedad, según datos oficiales.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., 45 niños menores de un año perdieron la vida después de ser infectados por el virus.

En los bebés de uno a cinco años, la discrepancia entre los dos países también es evidente: Brasil registró 207 muertes por covid-19, mientras que EE.UU. contó 52.

Las cifras brasileñas son también más altas que las de Reino Unido, que registró solo dos muertes por coronavirus en bebés de menos de un año, y las de México, donde murieron 307 niños con edades comprendidas entre cero y cuatro años.

Francia, en cambio, solamente registró cuatro muertes en niños menores de 14 años con el nuevo coronavirus.

Al mismo tiempo, Estados Unidos es actualmente el país con el mayor número de muertes por covid-19 con 529.000, seguido de Brasil (270.000) y México (191.000), según datos de la Universidad Johns Hopkins.

La tasa de mortalidad estadounidense por el virus (161,28 por 100.000 habitantes) es también superior a la de Brasil (128,12 por 100.000 habitantes).

Por lo que se puede decir que, desde el comienzo de la pandemia, el covid-19 ha matado proporcionalmente a más personas en la nación norteamericana que en Brasil, de acuerdo con los datos oficiales proporcionados.

Las tasas de natalidad también son importantes en esta ecuación.

Ambos países tienen tasas prácticamente iguales, según el Banco Mundial: 1,77 hijos por mujer en Estados Unidos y 1,74 hijos por mujer en Brasil.

En 2019, se registraron 3,5 millones de nacimientos en Estados Unidos y 2,9 millones en Brasil, esto tomando en cuenta que la población estadounidense es de 328,2 millones, mientras que el país sudamericano tiene 210 millones de habitantes.

En resumen, Brasil tiene un mayor número de muertes de bebés y niños pequeños por covid-19, a pesar de tener menos nacimientos que Estados Unidos, donde, a su vez, mueren más personas por el virus.

Pero, ¿qué hay detrás de estas altas cifras de bebés y niños muertos por covid-19 en Brasil?

Las razones

Además de las cifras que ponen en evidencia la gran mortalidad infantil en Brasil, la nación sudamericana también registra un número significativo de niños hospitalizados por covid-19.

Solo este año, fueron hospitalizados debido a la enfermedad 617 bebés menores de un año, 591 niños de uno a cinco años y 849 entre seis y 19 años, según el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud.

Coronavirus: «Brasil se está convirtiendo en una amenaza para la salud pública mundial»

Expertos entrevistados por BBC News Brasil explican que no existe una respuesta única al problema.

La falta de control en el manejo de la pandemia y la carencia de un diagnóstico adecuado, combinada principalmente con comorbilidades (enfermedades asociadas) y vulnerabilidades socioeconómicas, incluida la aparición de un síndrome asociado al covid-19 en niños, ayudan a explicar la trágica situación en Brasil.

Cabe señalar que aunque las muertes son más numerosas en Brasil, en comparación con otros países del mundo, la mortalidad en este grupo de edad sigue siendo «muy baja», según la comunidad científica.

De hecho, 420 bebés representan solo el 0,15% del total de 270,6 mil muertes por covid-19 en Brasil.

Por lo tanto, la probabilidad de que un bebé (o un niño) desarrolle síntomas graves de covid-19 y muera a causa de la enfermedad es rara, pero «no nula», le dice a BBC News Brasil Fatima Marinho, epidemióloga y consultora senior de Vital Strategies.

«Las muertes en este grupo de edad son raras, pero es necesario acabar con este mito de que los niños no mueren por covid-19», agrega.

Marinho enfatiza que las muertes por covid-19 entre bebés y niños en Brasil pueden ser aún mayores si tomamos en cuenta los decesos derivados del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) no especificado.

«Podemos decir que el 48% de los que murieron por SARS no especificado tienen una alta probabilidad de muerte por covid-19 debido a criterios clínicos y epidemiológicos», señala.

Según Marinho, los datos preliminares de una encuesta realizada por Vital Strategies y la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), en tres capitales regionales, mostraron que el 90% de los casos de SARS no especificados resultaron ser covid-19, luego de la investigación.

La misma señala que el covid-19 tiende a evolucionar de manera diferente en niños y adultos.

Como a los pequeños normalmente no se les hace la prueba de coronavirus, ya que, en la práctica, son mucho menos susceptibles a desarrollar los síntomas más graves de la enfermedad (y muchos son asintomáticos), sus síntomas pueden confundirse fácilmente con los de otras enfermedades, perjudicando el diagnóstico.

«Los pediatras deben prestar atención a los niños con dificultades para respirar y fiebre, y si se presenta diarrea y / o dolor abdominal o tos, (deberían) considerar el covid-19», dice Marinho.

Los médicos recuerdan que la probabilidad de muerte en los recién nacidos es mayor que en los niños mayores de un año porque su sistema inmunológico, responsable de la defensa de nuestro organismo, aún está «en formación».

Además, otra causa de muerte infantil en Brasil, que aún se investiga, es el llamado «síndrome inflamatorio multisistémico», que puede comprometer el cerebro, provocando encefalitis, u órganos importantes como el corazón y los riñones.

En Reino Unido, 1 de cada 5.000 niños que se infectan con coronavirus desarrollaron esta reacción del sistema inmunológico, según datos del gobierno británico.

Los síntomas, que incluyen fiebre alta, presión arterial baja y dolor abdominal, suelen aparecer aproximadamente un mes después del contacto con el coronavirus.

La gran mayoría de los niños que se infectan con el coronavirus no desarrollan este proceso inflamatorio ni se recuperan con tratamiento.

Pero en algunos casos, el síndrome puede convertirse en una afección grave y causar la muerte.

Tomado de BBCNews