De regreso al fatídico 2010

0

Por Alberto Escobar Alcalá

Triste es decirlo, pero parece que nos devolviéramos en el tiempo, pero con la ingrata noticia que no es para nada bien.

En esa fecha para mi fue cuando apareció la bestia del sicariato para quedarse;  han habido épocas de relativa tranquilidad, pero parecería más que por la acción de las autoridades competentes, por acuerdo entre ellos para apaciguar su accionar criminal.

Haciendo un barrido de esa fecha hasta hoy hemos tenido épocas de un mejor desempeño policial dependiendo del comandante de policía de turno, y me atrevería a destacar el trabajo realizado por el Coronel Luis Carlos  Hernández Aldana, que llegó en la administración de Aury Guerrero Bowie y se prolongó su estadía hasta el primer año del gobierno de Ronald Housni Jaller, siendo trasladado por el Comando General por un mal entendido al quedar envuelto, acusado de no haber brindado la seguridad debida a una visita del presidente Juan Manuel Santos quien fue  acorralado por los raizales, quienes por una falta fluida de comunicación sintieron que no habían tenido en cuenta algunos de sus lideres más encopetados para participar con la reunión presdiencial.

La verdad fue que el Coronel Hernández, se confió de que siéndo liderados por el Pastor Raymond Howard, les permitió pasar el aérea acordonada desplegada desde  la intersección de la sede Cámara Comercio con la Avenida Francisco Newball, so pretexto que querían saludar al primer mandatario, pero luego allí adentro y no obstante haberse presentado a la reunión Raymond Howard en compañía de la lideresa Corine Duffis, para dejar una constancia, se salieron de la reunión a esperar la salida del presidente Santos para hacerles algunos reclamos,  produciéndose una turba que le impidió la salida por la puerta principal, tocándole utilizar la puerta falsa para eludir el amontonamiento y los insultos que venían del descontento por la perdida de las aguas de nuestro mar territorial ante la Corte Internacional de La Haya.

La anterior anécdota la traigo a colación, solo para demostrar como se pierde un buen oficial, por un mal entendido y la prepotencia como se manejan los mandos en estas instituciones jerarquizadas.

Este año y creo que desde el 2018, se arreció el accionar del sicariato en la Isla de San Andrés, que no depende como ocurría antes que al sicario había que traerlo del continente, ahora parece que existieran escuelas apostadas en el Departamento, dotadas de  cualquiera cantidad de armas de todos los calibres que  pululan en las calles mientras que a lo buenos les impiden tramitar su salvoconducto.

Como se explica que en menos de quince días ya se hubieran cobrado cuatro vidas por ajustes de cuentas entre dos bandos bien definidos y la respuesta de las autoridades policivas ha sido nula?

Ya en la comunidad se empieza a sentir que la gran inversión que se realizó para construir el bunker (sede de la Policial Nacional), fuera de haber servido para entorpecer el Plan Vial, no ha dado el resultado esperado teniendo en cuenta que se aumentó el pie de fuerza, pero igual brilla por su ausencia un equipo especializado que haga inteligencia y pueda anticiparse al accionar criminal en toda su modalidad.

Cómo es posible que en plena visita presidencial habiéndose producido dos muertos la misma noche no se hubiera aprovechado para hacer un Consejo de Seguridad, encabezado por él con el fin de examinar las causas y la manera de enfrentar este accionar criminal que tiene atemorizada a la comunidad, como ocurrió esa fatídica noche en que en las redes sociales se daba cuenta de la ocurrencia de muertes en los distintos sectores de la isla.

Llega a la Comandancia la coronel María Elena Gómez Méndez, que de acuerdo con la trayectoria plasmada en su hoja de vida ha despertado gran expectativa de que hará un buen trabajo en la lucha contra el crimen organizado, habrá que darle tiempo y desearle buen viento y buena mar.

POST DATA: Con el auto admisorio de la demanda de nulidad electoral del Tribunal Administrativo del Departamento, dentro de la cual se dictó la media cautelar suspendiendo la elección como presidente de la Asamblea departamental de la diputada Margith Bandera Espitia, se empieza el camino jurídico para recomponer las directivas de la honorable corporación.