Diputada del partido Liberal, Margith Bandera Espithia, denunciada ante su partido por el candidato al cuál ella apoyó a la Gobernación, Nicolás Gallardo y por su compañero Oswaldo García

El Partido le quitó el derecho a voz y voto

0

La política parece ser el arte de la traición, de la deslealtad o de la ingratitud.

La política parece no tener ninguna otra lógica más que el oportunismo.

La única diputada de la Asamblea que ha sobrevivido a todas las elecciones y además siempre como miembro activo del Partido Liberal desde la creación de esa corporación, hasta la fecha es Margith Bandera Espitia, quien en las pasadas elecciones por honrar la disciplina de su colectividad  hizo lo impensable; renunciar a su aspiración de ser candidata a la Gobernación del Departamento que incluso planteó como posible en un reportaje a este rotativo, para apoyar la candidatura de un miembro del clan familiar  Gallardo; eterno antagonista político de la colectividad roja.

Fueron muchos liberales de base los que vieron con decepción el apoyo que la diputada liberal le brindó a un miembro de las huestes conservadoras del Departamento, convertido en liberal por conveniencia electoral, e incluso optaron por no volver a votar con ella, a la que siempre habían apoyado, por haberse aliado a Nicolás Gallardo Vasquez.

Bandera Espitia siempre respondió que lo hacía por disciplina de Partido.

Y ese mismo por el que Margith Bandera Espitia se dio la pela para que el Directorio Liberal Departamental le diera el aval de candidato único y a quien acompañó en su campaña a la Gobernación, la acaba de denunciar ante la propia colectividad, junto al también diputado Oswaldo García, y el Partido Liberal le acaba de suspender a la veterana diputada el derecho a voz y voto por considerar que incumplió con la Ley de bancadas al no respaldar a Escorcio Christopher, el candidato a la Presidencia de la Asamblea que éstos dos apoyaron y en cambio aspirar legítimamente a la Presidencia de esa corporación, que era una posición más ventajosa para el propio partido.

De modo que la veterana diputada roja está a punto de incluso perder su curul por qué dos advenedizos que acaban de llegar al Partido Liberal, en un acto de traición de lo peor por quién acompañó su candidatura, decide propinarle una especie de puñalada por la espalda.

Bien lo dice el adagio popular, cría cuervos y te sacarán los ojos.

La definición de este dicho popular es que la costumbre de este ave carnívora de comer los cadáveres empezando por los ojos sirve para simbolizar la ingratitud, al desagradecido que paga con el mal el bien que le han hecho. Por el elevado número de ingratos, este refrán recomienda ser prudentes al hacer favores.

El origen de este refrán se atribuye a una anécdota que le ocurrió a don Álvaro de Luna, Conde de Castilla, España. Durante una cacería, Don Álvaro se topó con un pobre hambriento que en el lugar de ojos presentaba dos horribles cicatrices que desfiguraban por completo el rostro.

Totalmente impresionado, el conde le preguntó acerca del origen de esas heridas.

El mendigo le respondió lo siguiente: “Tres años crié un cuervo que había recogido pequeñito en el monte; y lo traté con mucho cariño; poco a poco fue haciéndose grande, grande… Un día que le daba de comer saltó a mis ojos; y por muy pronto que me quise defender fue inútil: quedé ciego”.

Don Álvaro socorrió a aquel desdichado, y dijo a sus compañeros de caza: “Criad cuervos para que luego os saquen los ojos”.

Desde entonces, esta frase se utiliza para indicar la ingratitud de algunas personas.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La imagen puede contener: texto que dice "I PARTIDO LIBERAL COLOMBIANO DIRECCIÓNNACIONAL NACIONAL De conformidad con lo decidido se comunica la decisión para que se proceda de conformidad. Cordialmente, LUIS DANTEL CAMACHO GAITÁN Secretario Consejo Nacional de Control Ético Partido Liberal Colombiano Copia: auto de fecha 26 de enero de 2021. Avenida Caracas No. 36 PBX: 593 0 FAX: 288 www.partidoliberal.org.co Bogotá, D.C. Colombia"