Embestida indomable del mar contra casas del litoral afecta en Sound Bay

0

Una  nueva incursión del mar de leva está afectando las zonas costeras de la isla. Aunque el oleaje viene siendo un atractivo para los turistas, para los moradores de Sound Bay resulta ser una verdadera pesadilla que pone en riesgo la integridad de sus residencias. En este estado se encuentran muchas viviendas cuyos moradores han tenido obligatoriamente salir para buscar refugio mientras se apacigua la situación en la zona. Balnearios como el de Rocky Cay se encuentran colmados de turistas que disfrutan de la brisa, el sol y las buenas olas que por estos días se registra al sur de la isla. Vinston Gordon, afectado: “De las autoridades sólo pedimos ayuda para poder movernos porque la cosa esta complicada, hace rato no pasamos por una situación parecida y toca que el Gobierno haga algo al respecto.” Germán Celis Gordon, vocero AMEN-SD: “Es necesario que ya dejen de anunciar estudios y se emprendan más acciones, queremos ver la maquinaria en la zona haciendo trabajos y solucionando problemas.” Las carreteras se ven afectadas con escombros, residuos y material marino que son arrastrados por las corrientes marinas fuertes que vienen azotando la zona costera de la isla. Establecimientos hoteleros, como el Decamerón San Luis, se han visto afectados por la incursión de las aguas del mar obligando a poner muros temporales de contención en las puertas.

Por: Daniel Newball H.

Los encantos sonoros que le hicieron merecedor de este nombre a la zona sur de la isla de San Andrés, ahora se constituyen, y como sucedió hace meses en el territorio insular, en una amenaza para la permanencia de docenas de familias que actualmente residen en la zona.

La sensación inicial es la de no afectación por parte de las olas pero de repente viene la embestida de estas contra casas que, incluso, estaban recién construidas en el lugar llevando a que se piense en una evacuación que, todo parece indicar, demorará un tiempo en realizarse por la falta de planificación frente a esta emergencia.

El contraste está entre los turistas y bañistas locales que disfrutan de un sol radiante y unas olas intensas frente al sufrimiento que padecen tanto los moradores del lugar como los conductores de vehículos que ven como las carreteras se tornan intransitables por la incursión de fuertes olas en las vías los cuales se ven afectados igualmente por la erosión costera.

“Ya quisiéramos mudarnos hacia otro lugar porque la situación está invivible, mi hermano que vive en la casa junto a la playa ya tuvo que irse a otro lugar pero el agua se nos está metiendo hasta la casa, ya casi que nos toca poder una barrera pero es imposible porque la naturaleza está haciendo de las suyas.

“De las autoridades sólo pedimos ayuda para poder movernos porque la cosa esta complicada, hace rato no pasamos por una situación parecida y toca que el Gobierno haga algo al respecto”, dice Vinston Gordon, habitante de la zona.

Este fin de semana, los líderes del Movimiento AMEN-SD estuvieron presentes en el lugar y uno de sus voceros, el economista Germán Celis Gordon, indicó que “es necesario que ya dejen de anunciar estudios y se emprendan más acciones, queremos ver la maquinaria en la zona haciendo trabajos y solucionando problemas en lugar de planificaciones que al final lo que genera es más demora en actual por nuestra gente del sector sur de la isla.”

Mientras tanto las olas incursionan con toda su intensidad afectando las casas, cosa que no parece afectar a los vacacionistas que disfrutan del fenómeno en medio del sol reinante por estos días en las islas.

El Centro de Huracanes de Miami informó en su más reciente reporte un área no tropical de baja presión podría desarrollarse a varios cientos de millas al noreste de las islas de Sotavento del Norte y para esta semana, este sistema podría adquirir características sub tropicales mientras se desplace lentamente en sentido Norte a Noreste.

Comentarios
Cargando...