En la reserva de biosfera Seaflower salvaguardamos los humedales

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/thearc60/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/functions.php on line 5662

Los humedales en la isla de San Andrés ocupan un total de 105,8 hectáreas, las cuales son muy importantes para la biodiversidad del departamento, ya que habitan diferentes especies que son preservadas en el archipiélago. Estos humedales ubicados en diferentes lugares como lo son Spratt Bight, Estadio, Hill Well, Natania, Zotas, Lowi Cave, Faith Pond, los monitorean periódicamente para mantener su preservación y evitar la degradación de estos mismos.

CORALINA, a través de la Coordinación de Educación Ambiental, a sabiendas de la importancia que cobran nuestros ecosistemas, está invitando a todos los habitantes de las islas a participar activamente en el Día Mundial de los Humedales, espacio natural que permiten mantener un entorno ambiental de vida de especies, aves y ecología.

Este sábado 02 de febrero de 2018 la entidad se une al DÍA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES, con actividades que se realizaran en algunos humedales de las islas, por eso conmina a la comunidad a unirse a las campañas de limpieza de los humedales existentes en la isla.

El tema elegido para la presente edición pretende concienciar a las personas de que los humedales nos ayudan a prepararnos ante los efectos del cambio climático, a enfrentarlos y a contrarrestarlos. Con el eslogan “No estamos indefensos ante el cambio climático” se da a conocer el importante rol que desempeñan estos ecosistemas en la vida y las actividades humanas, y nos invita a actuar para cuidarlos y mantenerlos limpios.

Como autoridad ambiental y conociendo el estado actual de los humedales se viene trabajando articuladamente con otras instituciones, haciendo estudios frecuentes para saber las condiciones actuales de estos ecosistemas.

Los humedales, además de controlar los ciclos climáticos y acuáticos presentan una gran riqueza natural se convierten en una pluralidad biológica que sirven como alberque para distintas especies silvestres, proporcionando zonas de cultivo, purificando y llenando los acuíferos.

Actualmente hay un franco deterioro de este tipo de espacios en el archipiélago, ya que la mayor parte de los humedales existentes han sido destruidos a consecuencia del cambio climático, de inundaciones, de sequías, por rellenos y asentamientos humanos y de contaminación, de la destrucción propia del ser humano entre otros factores.