Esquema Oposición dejaría a Gallardo con burocracia aun sin curul

0

El nuevo esquema de oposición que entro a regir con la asunción del nuevo Gobierno y Congreso de la Republica dejo al ex congresista Julio Gallardo Archbold con burocracia intacta pero sin curul en el legislativo, luego que la perdiera en marzo pasado con el novel dirigente político Jorge Méndez Hernández.

Esto por cuanto la decisión del Partido Liberal y Cambio Radical a los que pertenecen la representante a la Cámara Elizabeth Jay Pang Díaz y Jorge Méndez Hernández, de declararse independientes u opositores al Gobierno, impide legalmente que cualquier nombramiento en cargos del Estado se haga a nombre de aspirantes de esos congresistas o sus colectividades.

Así las cosas, y teniendo en cuenta que los cargos en entidades públicas del nivel nacional descentralizados, que operan en las islas, siempre se han nombrado por manejo parlamentario con el Gobierno para acompañar la agenda legislativa del Ejecutivo en el Congreso, ahora tendrá que hacerse con candidatos de los partidos que apoyan al Gobierno, particularmente el Centro Democrático y Conservador.

Y es en ese escenario donde Julio Gallardo Archbold, un renegado viudo del poder que no se hace a la idea de estar lejos del manejo de los hilos del poder y la burocracia, y bastante hábil en esas lides, aun sin curules en el Congreso, busca autoproclamarse Conservador, aun cuando siempre ha aspirado por su propio movimiento, para tener ascendiente en la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, quien pertenece a esa colectividad, paras que se le mantenga o conceda sus cuotas burocráticas en la región.

Gallardo Archbold trata de mantener asegurados por esta vía, a toda costa las principales cuotas de poder burocrático que aun maneja como son al director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Juan Carlos Bonilla Davis, al director del ICA, y a la directora de Aeronáutica Civil. En este momento para Gallardo su “joya de la corona” es el ICBF Regional que maneja un gran presupuesto y programas sociales que se le pueden traducir en votos para regresar al poder nuevamente.

Esta condición de Conservador, ligado al hecho que el Centro Democrático no se consolida como Partido en las islas y más bien resulta ser un grupo de uribistas dispersos sin estructura ni liderazgo, además de la condición de independientes u opositores de los parlamentarios Liberal y Cambio Radical, deja a Gallardo en el mejor de los escenarios, y conserva además sus aspiraciones de poner a su eterna apadrinada Susanie Davis Bryan, como Consejera Presidencial para las islas, para de esta manera asegurarse el manejo paralelo de la inversión en el Departamento. Amanecerá y veremos.