Excongresistas se estarían reencauchando a través de la representación liberal en procura de la Gobernación y el reparto burocrático estatal en las islas

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Una extraña movida que hizo esta mañana la recién elegida y posesionada Junta Directiva de la Cámara de Comercio demuestra que los exparlamentarios Julio Gallardo Archbold y Jack Housni Jaller siguen moviendo los hilos del poder a instancias de la representación parlamentaria liberal de las islas.

Dicho de otra manera, Jack Housni Jaller, Julio Gallardo Archbold y Elizabeth Jay Pang Díaz están juntos no solo en las aspiraciones a Gobernación del Departamento a través del sobrino del segundo, sino que también aspiran a quedarse con el manejo burocrático de varias entidades.

La extraña maniobra de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio consistió en que contra los propios estatutos de esa entidad, se le quitó la representación que tenía el Presidente Ejecutivo de la Cámara, en la Corporación Coralina y en el Servicio de Aprendizaje SENA para entregárselo a dos alfiles de Housni y Jay Pang: los señores Edmond Facuseh Jackaman para Coralina, y el esposo de la legisladora para el SENA, entidad que por 14 años dirigió la ahora parlamentaria.

Esta jugada de ajedrez contó, entre otros, con los votos de Larry Zogby y Randy Bent Hooker, ambos cercanos al exparlamentario liberal contra quien existe una compulsa de copias ante la Corte Suprema de Justicia para que se le investigue como cerebro o determinador de la trama de corrupción del Coral Palace donde se tranzaron multimillonarios contratos de infraestructura a cambio de coimas y aportes a las campañas del Partido Liberal en las islas en los años 2010 al 2018. Otro de los votos para esta maniobra fue la del propio esposo de la legisladora, quien es miembro de la Junta Directiva de Cámara de Comercio.

Todo parece indicar que el voto de Bent Hooker para que se le relevara la representación al presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio en Coralina y SENA, busca asegurarse un padrino político que lo respalde en la gerencia de la empresa departamental de Energía Eeedas, ya que Randy Bent se quedó sin respaldo político con la salida de Housni Jaller del Congreso de la República. Y con la representación ante Coralina se incidiría en la próxima elección del director de esa corporación, mientras que la presencia en el SENA es fundamental para que la legisladora recupere el manejo que tuvo de esa entidad.

Además en todo este ajedrez político, Julio Gallardo Archbold sigue conservando su poder burocrático, que ahora de aliados por la Gobernación, parece no le tocará nadie por que también se estaría sumando el Centro Democrático (Partido de Gobierno que nombra y nomina en las entidades nacionales descentralizadas), y ni la representación liberal ni el Gobierno Nacional le removerán ninguna de sus cuotas burocráticas atornilladas en cargos como la Dirección del Bienestar Familiar, Aeronáutica Civil, ICA, entre otros. Todo esto en desmedro del otro legislador, Jorge Mendez Hernández, de Cambio Radical, en la oposición al igual que el Partido Liberal.

Así las cosas, este juego de carambola desde el gremio empresarial más importante de las islas, pone juntos en el mismo propósito de conservar u obtener el manejo burocrático nacional en la región, a los dos ex representes y la actual parlamentaria liberal y ademas hacerse a la Gobernación con el joven Nicolas Gallardo Vásquez.

Lo que se ha sabido es que el aval del Partido Liberal al joven Gallardo Vasquez, además de la gestión de la parlamentaria de esa colectividad, habría contado con los oficios del exrepresentante Housni Jaller, quien es muy cercano al expresidente Cesar Gaviria Trujillo, por vinculo familiar conyugal.

A juicio de expertos jurídicos el relevar al presidente Ejecutivo de las funciones como representante ante Coralina y el SENA podría tener implicaciones legales similares a un prevaricato por cuanto el Estatuto de la entidad es Ley para todos.

Lo único cierto al final es que dos ex parlamentarios cuestionados y subjudice y un partido político con una enorme responsabilidad en el peor escándalo de corrupción regional después del Carrusel de contratos en Bogotá o el Cartel de la Hemofilia en Córdoba, dejan muy mal paradas a las nuevas figuras políticas del Archipielago que debían suponer renovación de las practicas políticas.

Les cabe la frase celebre del expresidente Ernesto Samper Pizano: «se trata de remedio nuevo en envase viejo», dijo un analista que pidió el anonimato.