Jueza impone detención domiciliaria en casa de su progenitora contra hombre sindicado de propinarle una fuerte golpiza a su ex mujer en un hecho de violencia intrafamiliar

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Una juez de control de garantías impuso medida de aseguramiento de detención preventiva en su domicilio del sector de Sarie Bay contra un hombre sindicado de haber propinado una golpiza a su ex mujer.

La decisión se tomó en audiencia de imputación de cargos en imposición de medida de aseguramiento por el delito de violencia intrafamiliar y ante la decisión de la jueza de conceder la detención domiciliaria, la Fiscalía interpuso recurso de reposición y en subsidio el de apelación, pero la togada mantuvo la detención domicilia, quedando el caso ahora en espera de lo que decida la segunda instancia en cuanto a la solicitud de la Fiscalía de que se le imponga la medida intramural.

Lo os hechos objeto de la decisión se remiten al día 22 de octubre del 2019 cuando se presentó un acto de violencia contra Leidy Polo, pintora y artista presuntamente por parte de su ex pareja sentimental Shady Taylor Alvarado, frente a sus hijas.

La mujer, quien remitió la denuncia formal a esta redaccion, fue víctima de una fuerte golpiza que le ocasionaron traumas en la mayoría de su cuerpo, y una fractura en su brazo izquierdo después de un ataque con insultos y además violencia psicológica y verbal presentando muestras de vídeos y fotos, ante las autoridades poliicales, judiciales y Medicina Legal y demás.

«Rechazamos la manera tan violenta con la que está joven fué agredida y a los abusos de los que habría sido objeto, lo que da cuenta del grado de sevicia y alevosía de que fue víctima ante lo cuál formulamos un llamado urgente a las autoridades, para agotar todas las instancias que permitan hacer justicia de estos hechos, con una persona que representa un peligro a la sociedad»dijo una defensora de la victima.

No existe justificación alguna para cometer un delito tan execrable. Ella fue brutalmente golpeada con incluso una correa y la fuerza del agresor, encontrándose en su casa en compañía de su bebé y su otra hija menor de edad haciendo caso omiso, días antes de las pasadas elecciones.