La copa menstrual, un emprendimiento para la salud femenina

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/thearc60/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Imagen:Pixabay
Red Medios Digital

En Colombia hay cerca de 13.295.845 niñas y mujeres entre los 10 y los 44 años, quienes contribuyen anualmente $202.097 millones al IVA por concepto de compra de toallas y tampones.

Las mujeres en promedio menstrúan cinco días cada mes y aproximadamente tienen una vida menstrual o fértil de 40 años. Durante su período usan cinco toallas o seis tampones al día, que equivalen a un total de 12.000 toallas o 14.400 tampones en cuatro décadas.

Es por esta razón que muchas de ellas buscan nuevas alternativas económicas y sostenibles, y que además ayuden al emprendimiento en el ámbito de la salud femenina. Una de ellas es la copa menstrual, un sistema que todavía no es muy conocido, pero que tiene una larga historia y está revolucionando la manera en que las mujeres viven su ciclo menstrual.

La copa menstrual es un dispositivo que se introduce en la vagina para recoger el flujo de la mujer; su funcionamiento es similar a la de un tampón, pero en vez de absorber, guarda el líquido en su interior. Además de ser ecológica reutilizada, puede ser reutilizada durante diez años.

El material de la copa es silicona médica biocompatible; no tiene componentes tóxicos o químicos que generan componentes tóxicos o químicos que generen infecciones o cambios de ph. A diferencia del tampón que puede generar, en raras ocasiones, el síndrome de shock tóxico, que sucede cuando la mujer olvida cambiarlo; crecen bacterias y esas pasan al torrente sanguíneo.

La toalla, por su parte, genera cistitis, porque después de hacer deposición, las mujeres se ponen la compresa y puede haber migración de las bacterias a la parte genital.

Otro aspecto a destacar de la copa menstrual es que se puede emplear en cualquier situación, incluso para practicar deporte o ir a la playa o la piscina. Además, su tiempo de uso es más prolongado. La copa puede estar dentro de la mujer hasta por 12 horas (según su flujo menstrual), sin generar alguna infección.

Muchas mujeres le apuestan a la comercialización de este producto que, además de ser cómodo, saludable y amable con el ambiente, es una alternativa que ayuda a los bolsillos de aquellas que se ven afectadas por los altos costos de estos productos de uso exclusivamente femenino.vvv