La historia detrás de un adolescente para dejar las drogas

0
Puede ser una imagen de una o varias personas e interior

Por Liz Castellón (Noticias RPTV)

En el mundo, el problema de las drogas es una epidemia, una plaga que genera grandes estragos en los consumidores. Esto lo corrobora la dura historia de un joven adicto en este país: David (nombre ficticio cambiado para proteger su identidad), un adolescente que ha tenido que pasar por miles de problemas a causa de estas sustancias ilegales que han devastado a millones de familias.

“A mi me gustaba mucho consumir cannabis, el tusi y perico, nada más me gustaba”, cuenta David.

El Tusi es una droga sintética que causa efectos psicodélicos en la persona que consume y que puede alterar todos sus sentidos. Su administración frecuente y regular está asociada a la sensación falsa de control y perfeccionamiento de las capacidades, generando un estado de nerviosismo y excitación muy elevado.

Por eso, como un salvavidas para decenas de jóvenes y sus familias, el Ministerio de Justicia junto con la Clínica Renovar de Villavicencio, crearon un programa para liberarlos de su pesadilla.

“El Ministerio de Justicia viene implementando el programa: ‘Familias Fuertes, Amor y Límites’, que busca fortalecer la relación en las familias para reducir conductas de riesgo en los menores de edad, como el consumo de sustancias alucinógenas”, indicó el jefe de la cartera de justicia, Wilson Ruiz.

Según cifras, este programa tiene un total de 250 niños, niñas y adolescentes. De este número el 90% de las personas se recuperan de sus adicciones. Sin embargo, el Ministerio de Justicia junto con la Clínica Renovar buscan que el 100% salgan con un proyecto de vida.

“Cuando se ingresa a un programa serio de restablecimiento de todos los comportamientos y de todos los episodios emocionalmente perturbadores que llevaron a estas personas al consumo de sustancias psicoactivas, aparece una luz al final del camino”, dice Rosario Lozano, directora de la Clínica Renovar de Villavicencio.  

Luz, que para los niños que desde los 8 años su mundo se ha oscurecido ante las adicciones a estas sustancias que se caracterizan por producir una dependencia psicológica y física intensa a un ritmo muy acelerado.

Por eso, el trabajo de las autoridades está en buscar que las historias de todas estas personas, que demuestran la triste vida que viven por cuenta de la peligrosidad de las drogas, no se siga repitiendo.

Deja un comentario