La importancia del programa de ciclo vías dominicales y recreación para chicos y grandes

0

Con este programa del Gobierno Departamental a través de la Fundación Black and White, las familias isleñas podrán disfrutar todos los domingos el programa de bicicletas públicas, con lo cual no será una limitante no tener estos pequeños vehículos porque hay cientos de bicicletas públicas que serán facilitadas a los usuarios que quieran participar de estas jornadas que incluirán recreación para grandes y chicos en la avenida Newball. 

En este programa de Gobierno los domingos de ciclo vía son una iniciativa puesta en marcha por la Secretaría de Movilidad en conjunto con la fundación Black and White, como una forma de beneficiar a las familias isleñas interesadas en la práctica de actividades deportivas, bien sea que quieran caminar, patinar o pedalear para introducir un cambio de rutina. 

Ya hay una ruta establecida para la seguridad de los ciudadanos que participen de este programa, para lo cual se usará el carril externo de la Avenida Newball desde la estación de Bomberos hasta el Sunrise Park, y contará con la cobertura de seguridad y protección de agentes azules e integrantes de la Policía Nacional, para evitar accidentes de personas imprudentes que pretendan invadir el carril destinado para los ciclistas, caminantes o patinadores. Estos encuentros lúdicos y deportivos iniciaran todos los domingos a partir de las siete de la mañana frente a la Gobernación del Departamento en la plazoleta marina del Coral Palace, donde funciona un punto de entrega de bicicletas públicas.

La importancia de las ciclo vías 

La importancia de una ciclo vía radica en que muchos ciudadanos pueden descubrir a la bicicleta no solo como una opción de movilidad, sino que además del entretenimiento y ocio, nos permite ejercitar el cuerpo en un día de descanso como son los domingos, en donde se pueden  recorrer varias cuadras de la ciudad sin andar muy rápido.

La ciclo vía también tiene otro aporte fundamental y es que se convierte en el escenario más claro de inclusión e integración de los residentes y turistas, donde por unas horas las barreras sociales se rompen, se mezcla la convivencia y la tensión del tráfico disminuye notablemente y se democratiza el espacio, más personas y más diversas conviven en un espacio al que en el resto de la ciudad solamente pueden acceder ciertas personas. Cientos de miles de personas que no cuentan con una finca, un club, un parque o un gimnasio, ven en la ciclo vía el momento para salir, para convivir, para hacer ejercicio o para hacer planes.

Las estadísticas y los estudios científicos muestran que durante las jornadas de ciclo vía es cuando más ciudadanos  salen al espacio púbico pero es el momento en que menos delitos se cometen, con lo cual se evidencia que la ciclo vía transforma a la gente, nos hace más.   Esto constituye un cambio en los hábitos de movilidad de muchos santiaguinos es evidente y todo parece indicar que el número de ciclistas irá en aumento. Esto es positivo no sólo por sus efectos en el sistema de transporte, sino que también desde el punto de vista de la salud pública. Pero para que el cambio sea permanente y no genere costos indeseados es necesario proveer infraestructura de calidad -abundante y bien diseñada-, y paralelamente generar conciencia en la población sobre los costos (muchas veces irreversibles) de construir ciudad privilegiando al automóvil en vez de a sus habitantes. Es decir, humanos y más sociables.

Comentarios
Cargando...