Las artesanías de la libertad

0

Cuando se visita el taller biblioteca de la ‘Cárcel Nueva Esperanza’ siempre es grata la sorpresa. Se puede apreciar una biblioteca, panadería, zapatería, y una labor artesanal. Con unos internos trabajando por su libertad en diferentes disciplinas de las artes y oficios al dos por uno, o al tres por uno, para redimirse y anticipar el gran día de la salida para reingresar a la sociedad. Nancy Lanuza es la Directora de la ‘Cárcel Nueva Esperanza’ y lleva dos años trabajando por la rehabilitación y capacitación de los internos. Ella, relató a la redacción de ‘Archipiélago Press’ como viene trabajando con la valiosa colaboración del ‘Sena’, al tiempo que extendió una invitación a la población de la isla para que aprecien y adquieran las artesanías que realizan sus internos, las cuales se encuentran expuestas en la ‘Feria Artesanal’.

 

La funcionaria extendió una cordial invitación: -“A que vengan todos  a la feria artesanal que está en la avenida Francisco A. Newball por el ‘Parque de la Barracuda’, para que allí, visiten y vean nuestras artesanías y puedan apreciar todo lo que hacen nuestros internos con sus manualidades. Ellos han sido capacitados por el Servicio Nacionalde Aprendizaje ‘Sena’ y trabajan la cerámica, y dominan espectacularmente el arte del papel maché ó papel masticado, técnica artesanal antigua, originaria de la China, India, y Persia, consistente en la elaboración de objetos, generalmente decorativos y artísticos, usando pasta de papel, para lo cual utilizan moldes de cartón, papel reciclado, engrudo, estuco, harina de trigo y colbón,  y poco a poco van trabajando formas y artículos de uso decorativo, lo demás es pintura y acabado. Las obras de un gran valor artístico se encuentran a disposición del público en la ‘feria Artesanal’ a muy bajo precio”, convocó la funcionaria. 

 

Arelis Morales, instructora del ‘Sena’ dijo a la redacción de ‘The Archipiélago Press’ que: -“Llevo un año trabajando con los internos orientándolos sobre la creación de varios productos artesanales, entre ellos, identidad marina, y con estos, sustentan a sus familias”, manifestó la Instructora.

La directora añadió que: -“Actualmente están elaborando zapatos, sandalias y bolsos. Los internos aprovechan la visita de sus familiares durante los fines semana y les entregan todos los objetos artesanales que han trabajado, y estos a su vez se encargan de venderlos en el mercado produciendo así un ingreso de sustento familiar que ayuda a su manutención. Hoy los internos facilitan su trabajo a la feria artesanal y el establecimiento colabora con la materia prima.

 

Pero, todo no es tensión, los internos también reciben opciones de recreación, deporte cultura, para que vivan esos momentos de esparcimiento, con el apoyo de la gobernación, la Juez de Ejecución de Penas que trabaja con ellos los días martes y miércoles en la tarea jurídica para la libertad, la Defensoría del pueblo que se mantiene constante con todos ellos, lo cual se puede resumir con el lema de ‘Sí se puede’.

Cuando las instituciones públicas y privadas nos reunimos y hacemos las cosas con positivismo y corazón grande y decimos vamos hacer las cosas y lo logramos, aquí tenemos un establecimiento penitenciario que no dá problemas con unos internos comprometidos a su buen comportamiento y unos funcionarios cumpliendo nuestros deberes para que ellos algún día obtengan su libertad y sean mejores para sus familias y la sociedad.

 

Estoy y sigo trabajando por la libertad. Semanalmente estamos sacando entre dos y tres personas lo que nos permite a su vez resocializar para que salgan, previamente obtienen trabajo, estudio y enseñanza con lo cual se redimen y lleguen a sus casas transformados. La ley de excarcelación de libertad para internos penados a menos de ocho años de prisión y que no se encuentren en el listado para los beneficios administrativo la venimos cumpliendo desde el año inmediatamente anterior.

Y.Ya los teníamos seleccionados en un número superior a los sesenta internos y ya han recobrado su libertad más de treinta de ellos. Los anteriores estaban en la inmediatez, entre tanto que los otros van saliendo en la medida que cumplen su tiempo y se van redimiendo, lo cual es mi trabajo en sí, que ellos rediman. Cuando el interno está trabajo al dos por uno o al tres por uno, un año se le convierte en año y medio y ya se vá. Esa es la esperanza que ellos tienen, y nosotros seguimos trabajando para hacer de la libertad una realidad”, concluyó Nancy Lanuza directora de la cárcel.

Deja un comentario