Llamado a comunidades aledañas a la pista a no destruir vallas de seguridad aeroportuaria

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/thearc60/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

Con el propósito de garantizar la seguridad perimetral de la zona aeronáutica de San Andrés que comprende toda la extensión longitudinal de la pista del aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla, la Aeronáutica Civil en el año 2017 adelantó un proceso de licitación pública que incluida la interventoría alcanza una inversión de 7.000 millones de pesos con el propósito de renovar los muros de cerramiento que dada su vida útil de casi 30 años, ya se estaban derrumbando con los fuertes vientos que en algunas temporadas soplan sobre el archipiélago, y garantizar con ello que ninguna persona ni animales ingresen al perímetro de seguridad para las aeronaves comerciales y de Estado que aterrizan y despegan del aeródromo local para servicio de las islas de San Andrés y Providencia.

A pesar de esa importante inversión, y además a que se decidió reemplazar los muros de cemento que al igual que el “Muro de Berlín” separaba comunidades vecinas y familias, por vallas metálicas de color azul que resultan más atractivas al paisaje, y que permiten mayor integración de las comunidades a las actividades aeronáuticas sin dejar de garantizar la seguridad requerida, personas inescrupulosas con comportamientos vandálicos han empezado a destruir el nuevo encerramiento, incurriendo en conductas que son castigadas con sanciones penales y pecuniarias que además pueden ser acusadas de poner en peligro la seguridad aeronáutica.

La comunidad debe entender que estas inversiones además de garantizar la seguridad aeroportuaria, se constituyen en obras más amables con el entorno, mas incluyentes, eliminan los muros de cemento que no permitían apreciar el paisaje a lado y lado de la pista, que interrumpían la libre circulación de los vientos para una mejor oxigenación de la zona y que e impedían a muchos integrarse al el espectáculo de observación de las operaciones aeronáuticas que tanto atraen a propios y extraños.
Destruir las vallas de seguridad como ya se ha observado en el cerramiento perimetral a un costado de Barrios Unidos o conocidos como Tablitas, César Gaviria, etc, se constituye en un hecho bochornoso y reprochable que además empieza a estigmatizar a sus comunidades, como incluso lo pudo comprobar The Archipiélago Press que hizo un recorrido a lo largo de ese cerramiento comprobando el daño de varias de esas estructuras. “Mire la diferencia de comportamientos, mientras las vallas del otro lado de la pista están en perfectas condiciones, las de este lado ya las están dañando, lo cual no habla bien de nosotros mismos”, dijo un operario de una empresa de servicios que se encontraba en el lugar al momento en que un reportero de esta redacción hacía el registro fotográfico de las vallas dañadas.
Por esta razón, los contratistas de la obra, las autoridades, la Aeronáutica Civil e incluso líderes sociales de las comunidades aledañas hacen un llamado a las personas que interactúan en los alrededores de la pista de aterrizaje a no vandalizar, ni destruir esas estructuras con las cuales no solo se están causando detrimento al patrimonio de la Nación, sino además atentando contra la seguridad de la aeronavegación y exponiéndose a sanciones tanto penales como administrativas pecuniarias por daño en bien ajeno.
Hay que tener en cuenta además que el Reglamento Aeronáutico Colombiano prohíbe a propietarios, arrendatarios poseedores o tenedores de predios colindantes con aeropuertos que no podrán bajo ninguna circunstancia ingresar o permitir el ingreso o tránsito de terceros en forma directa desde dichos predios a las instalaciones de los aeropuertos ni sus plataformas, calles de rodaje, pistas o cualquier otra área restringida en los mismos, de modo que se impedirá la entrada desde el exterior, así como las medidas necesarias para el efectivo control del ingreso de personas, vehículos
Y es que debido al reciente ingreso de algunos ciudadanos a las áreas restringidas (pista) del Aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla de San Andrés, por la destrucción del muro limítrofe durante la llamada “oleada fría” que azotó a la Isla a finales del año pasado, la Aeronáutica Civil tomó todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la operación y de los viajeros que se movilizan por esta importante terminal aérea.
La Entidad realizó reuniones extraordinarias con las autoridades locales y los organismos de seguridad de la Isla con el fin de evitar el ingreso de personal no autorizado a las zonas restringidas y velar por el estricto cumplimiento de las disposiciones de vigilancia y control. También se definió reforzar la señalización en pasos prohibidos y, junto con la empresa de seguridad del aeropuerto, incrementar de inmediato el número de vigilantes en las inmediaciones de la terminal y en los tramos donde no está el muro. De manera paralela, se definió realizar una campaña informativa con los líderes comunitarios y las comunidades aledañas para informar y socializar sobre los riesgos de seguridad que se presentan al ingresar a áreas restringidas y las implicaciones jurídicas que esto conlleva.