“Lo que hay es que reforestar la isla de cocoteros y controlar plagas, no prohibir su consumo”

0

Los vendedores de cocteles tipo coco loco, piña colada, agua de coco y carne de coco, muchos de ellos nativos de la isla que consiguen el producto en los cientos de miles de cocoteros que hay en San Andrés resintió de la aprobación de una ordenanza de la Asamblea que de manera inconsulta con ellos, prohibió su consumo, y sobre todo el del envase para cocteles.

The Archipiélago Press dialogó con algunos de estos vendedores que advirtieron que va  afectar su actividad comercial. “Esa decisión va a ser muy difícil para nosotros porque los turistas en especial vienen a buscar algo típico de las islas y ya en vaso desechable no va a ser típico ni caribeño, los turistas se quieren sentir en el Caribe y paga el servicio como tal para vivir esa experiencia, dijo Abelardo Pomare James, quien además ponderó los beneficios renales del agua de coco, que ayuda los riñones, la carne del coco que la consumen los turistas y residentes, y su uso para cocteles y piñas coladas.

“Yo creo que el consumo de coco no afecta a nadie, hay cocos variantes y  al contrario al único que va a afectar esta medida es al turista que ya no va a comprar menos y no va pagar más por un coco loco en vaso plástico. Esa es una medida que nos afecta a los raizales, son decisiones inconsultas y afecta nuestros ingresos por que nos va a tocar reducir el valor de 15 mil pesos a 10 mil u ocho mil porque ya la calidad no es la misma”, explicó Pomare James quien dijo que hay que sembrar más cocos por año, si se siembran mil dos mil, nunca va a faltar el coco y se debe mantener lo típico y lo caribeño por que el turista sabe la diferencia del coctel en un vaso y en un coco.

Además nunca nos han consultado, nunca se han acercado a preguntarnos, solo nos enteramos que van a adoptar medidas drásticas y a sancionar, pero la Asamblea nunca vino a indagarnos, a reunirse con nosotros, a consultarnos. Veo que mucha gente se va a afectar porque el coco isleño es el que se ralla para hacer arroz, sacar afrecho, sacar aceite, y creo que nos va afectar mucho, no se va a ver buena demanda de los productos este año, va a afectar la venta y a los turistas que buscan lo típico, lo caribeño, lo del isleño porque quieren sentirse raizales”, explicó.

Como se recuerda la decisión la tomó la Asamblea Departamental mediante ordenanza que fue sancionada por la Gobernación del departamento para evitar que el coctel se sirva en cocos debido a la escasez del fruto en la isla.

“El objetivo de la ordenanza es porque estamos sufriendo un desabastecimiento del coco local y se sancionó para proteger o garantizar las prácticas gastronómicas de los raizales”, aclaró Ronald Housni, gobernador de la isla,

“En San Andrés, aparte de que no estamos reforestando, el poco coco que había se ha enfermado. La gobernación está iniciando este año una reforestación de 10.000 cocoteros pero van a demorar dos o tres años para empezar a dar frutos”, puntualizó.

La Secretaría de Agricultura y Pesca deberá adelantar una campaña de sensibilización en los próximos días. Desde el 19 de agosto, las personas que infrinjan la medida serán sancionadas con cinco salarios mínimos vigentes, es decir, 3.688.585 millones de pesos.

Solución no es prohibir el consumo de coco sino el control de plagas

The Archipiélago Press le pidió su opinión al agrónomo Luis Carlos Ospina sobre la prohibición al consumo de coco ordenado por la Asamblea Departamental que prohibió el uso del coco para elaborar coco loco y el profesional agrónomo dijo

Se realizó una siembra masiva de 270 plantas de la especie palma de la especie nucifera cocos entre Casa Blanca y Beer Station. Hay que promover una reforestación de la isla con cocoteros que pueden ser traídos desde el Bajo Cauca Antioqueño donde abunda esta especie. Más que prohibir el uso del coco y de su envase como lo acaba de prohibir la Asamblea que ha prohibido la venta de este producto (Coco Loco) hay que hacer brigadas ambientales y de reforestación incluyendo los colegios, ya que lo que están reflejando las palmeras sembradas en los bordes de playas es un amarillamiento que puede ser por falta de nutrientes o plagas y enfermedades que deberían tener un control. Nosotros estamos dispuestos a brindar las asesorías necesarias para que este problema sea atacado.