Los Raizales Lideran Procesos de Innovación Social en el Mar de los 7 Colores

0

Por: Christie Walters[1]   (Coralina)

Para muchos colombianos el mar está asociado a actividades recreativas de sol, playa y mar, tradicional modelo turístico en el país, y que sin duda ha contribuido a que, como lo mencionó la revista colombiana Dinero, en la última década el sector turístico colombiano registró un crecimiento sostenido del 12,7%, se posicionó como la segunda actividad que mayores divisas genera después de la exportación de minerales y combustibles, y obtuvo una participación del 5,9% en el Producto Interno Bruto (PIB) de la Nación a finales de la primera administración del Presidente Juan Manual Santos (2014)[2].

Para los Raizales –uno de los 4 grupos minoritarios étnicos del país-, el mar es reconocido por su valor ecológico (tiene importantes ecosistemas estratégicos insulares que mantienen la vida de especies marinas como los arrecifes coralinos y los pastos marinos), marítimo (el transporte marítimo es el principal medio para provisión de productos), económico (generador de empleo especializado), social (medio que garantiza seguridad alimentaria), y cultural (patrimonio histórico inmaterial, herencia de nuestros antepasados).

Con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya en Noviembre del 2012 -que desconoce el derecho ancestral de los Raizales sobre parte del área marina en el único Departamento Archipiélago de Colombia, y su cosmovisión del territorio que incluye una relación simbiótica entre el hombre y el mar-, se ha manifestado un patriotismo de colombianos y ‘amigos de Seaflower’ por las islas.

Según el último censo del DANE (2005) los Raizales representan el 56.98%% de la población de las islas, y han sido afectados tanto por los procesos de migración de nacionales y extranjeros al Archipiélago, como por las Políticas Públicas implementadas tanto del orden nacional, como local.  Pese a que para la mayoría ‘el mar de los siete colores’ es un paraíso, lo cierto es que existen problemas sociales, económicos y ambientales que no se pueden ocultar, como la baja calidad, oferta y disponibilidad de agua potable, la alta generación de residuos sólidos, el inadecuado manejo de aguas residuales, la baja calidad, pertinencia y oferta educativa, la baja calidad y oferta de servicios de salud, déficit de vivienda, entre otros.

Lo que muchos desconocen es que en el ‘mar de los siete colores’, como se le reconoce a esta región insular en el Caribe, se generan procesos de emprendimiento empresarial liderados por Raizales, que pueden ser considerados como iniciativas de innovación social.

¿Qué es innovación social?, ¿Qué ejemplos hay en las islas relacionados con el mar?, ¿Cómo los Raizales se han empoderado para liderar esto?.  Se podría afirmar que el término innovación social se refiere a un proceso de creación, imposición y difusión de nuevas prácticas sociales en áreas muy diferentes de la sociedad[3].  Como lo menciona Catalina López, Directora de la Fundación Promedio, la innovación es el acto de reinvención permanente, en términos materiales e inmateriales. Es una transformación y reformulación de lo que uno es y de lo que hace. La innovación social tiene un valor transformador para la comunidad y no solo para un ser humano[4].

Como una apuesta para generar alternativas sostenibles de vida, ASOPACFA – organización que agrupa a 8 organizaciones pesqueras y agropecuarias: Palace Wharf Association, Cove Sea Side Cooperative, Coopesbi, Asomutual, Apeseastar, Sea Land Group, San Luis Fish and Farm, Cooasan-, ofrece servicios eco-turísticos a través del proyecto empresarial Release Me, específicamente de Pesca Deportiva y Tour Náutico, con el objetivo que pescadores artesanales pongan al turista en contacto con la naturaleza, brindando así una oportunidad de empleo y de generación de ingresos para la comunidad isleña. Estos servicios son complementarios a las actividades tradicionales de pesca y agricultura que ejercen sus asociados.

En Release Me, el turista disfruta del mar de San Andrés Isla, puede visitar según el plan, los bancos de pesca (Norte, Sur), y atolones (como East, South East “Bolivar” y South, Southwest “Albuquerque”), lugares donde tiene la oportunidad de practicar diferentes técnicas de pesca con los mejores equipos y apreciar las especies marinas de la barrera del arrecife.

En la isla de Providencia, Old Providence and Santa Catalina Fishing and Farming Cooperative Enterprise – “Fish & Farm Coop”, desde Septiembre del 2013 hasta Agosto del 2015, implementó la primera fase de un proyecto de maricultura con el objeto de fomentar y desarrollar el Proyecto de Ciencia, Tecnología e Innovación sobre las técnicas de cultivo de especies marinas a escala de laboratorio y de planta piloto con fines comerciales. Este proyecto fue co-financiado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, UNGRD, en un 89%, siendo el valor total $1.554.217.000,00.

En esta primera fase del proyecto de maricultura, liderado por la cooperativa de pescadores artesanales Fish & Farm Coop, se aprovechó el conocimiento técnico-científico con el conocimiento tradicional y ancestral de los Raizales. Se concluyó, entre otros aspectos, que: es posible el cultivo y comercialización de especies de peces comerciales como Black Groupers, Mangrove Snappers, Pargo Lagrima Azul, Chernas, Old Wifem; es posible la inserción de núcleos sin rechazo hasta el momento en los caracoles pala para la producción de perlas; hay potencial para el cultivo de macro algas; y es posible la elaboración del alimento a base de desechos de pescado.

Ambas iniciativas, apoyadas por la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, CORALINA, administrador de la Reserva de Biosfera Seaflower, aportan a solucionar el problema socio-económico-ambiental de ‘deterioro de los ecosistemas marinos’ en las islas, que genera poca calidad, abundancia y oferta de recursos pesqueros e hidrobiológicos.  Además confirman que la innovación social puede ser liderada por grupos étnicos minoritarios, como alternativas sostenibles de vida, aprovechando su cosmovisión del territorio en el cual viven. Estas iniciativas empresariales de los Raizales son novedosas en las islas, mejoran la calidad de vida de los pescadores artesanales, junto a sus condiciones de trabajo y empleo. Como lo afirma la Stanford Graduate School of Business, innovación social es una solución nueva a un problema social la cual es más efectiva, eficiente, sustentable o justa que la solución actual cuyo valor agregado aporta principalmente a la sociedad como un todo en lugar de únicamente a los individuos[5].

Por Un Archipiélago Posible, podemos entonces afirmar que ‘el mar de los 7 colores’ es fuente inagotable de oportunidades para la innovación social, las cuales flotan sobre sus olas.

Bibliografía

Cooperativa Fish and Farm (2015). Informe Final del Programa de Maricultura en las Plataformas de Providencia y Santa Catalina.  Convenio de Cooperación No. 9677-20-822-2013

Murray, R.; Caulier-Gice, J.; Mulgan Geoff (Marzo de 2010). The open book of social innovation

El Turismo Impulsa la Economía Colombiana’ (2015) [en línea], disponible en: http://www.dinero.com/economia/articulo/el-turismo-impulsa-economia-colombia-2015/212909. Enero 01 de 2015, recuperado: 17 de Abril del 2016

Innovación Social’ [en línea], disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n_social, recuperado: 17 de Abril del 2016.

8 Definiciones de Innovación Social’ (2014) [en línea], disponible en: http://www.youngmarketing.co/por-que-es-importante-pensar-innovacion-social/#ixzz466ReMH6E.  Catalina López. Directora de la Fundación Promedio. Febrero 25 de 2014, recuperado: 17 de Abril del 2016

San Andres Island. Nature, Culture, Tourism’ [en línea], disponible en: http://www.sanandresecotourism.com/release-me.html, recuperado: 17 de Abril del 2016

[1] Autora: Christie Donna Walters Alvarez; Raizal, Asesora y Consultora en Planeación, Dirección Estratégica, Investigación y Sistemas de Gestión. Experta en modelos de desarrollo sostenible para territorios insulares y costero-marinos. Actualmente Candidata a Maestría en Gerencia para el Desarrollo de la Universidad Externado de Colombia y Coordinadora del Observatorio de Seaflower. E-mail: observatorio@biosferaseaflower.org

[2] Tomado de ‘El Turismo Impulsa la Economía Colombiana’ (2015) [en línea], disponible en: http://www.dinero.com/economia/articulo/el-turismo-impulsa-economia-colombia-2015/212909. Enero 01 de 2015, recuperado: 17 de Abril del 2016

[3] Tomado de ‘Innovación Social’ [en línea], disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Innovaci%C3%B3n_social, recuperado: 17 de Abril del 2016.

[4] Tomado de ‘8 Definiciones de Innovación Social’ (2014) [en línea], disponible en: http://www.youngmarketing.co/por-que-es-importante-pensar-innovacion-social/#ixzz466ReMH6E.  Catalina López. Directora de la Fundación Promedio. Febrero 25 de 2014, recuperado: 17 de Abril del 2016

[5] Tomado de Murray, R.; Caulier-Gice, J.; Mulgan Geoff (Marzo de 2010). The open book of social innovation.