Nueva EPS

Movimiento de veeduría cívica hace una completa radiografía de necesidades del hospital y pide al alcalde de Providencia resolver

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/customer/www/thearchipielagopress.co/public_html/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

La organización no gubernamental de Providencia y Santa Catalina, Islas ofició a Norberto Gari Hooker

Alcalde Municipal de Providencia y Santa Catalina, Islas para solicitar respuesta sobre la actual situación de funcionalidad y operatividad de su hospital, ante la inminencia de reabrir la isla al turismo, no obstante el riesgo de contagio de Covid19.

La presente comunicación tiene por objeto, en atención a la cercanía de la fecha

estipulada para una eventual reapertura del Aeropuerto El Embrujo de Providencia y Santa Catalina, Islas, esto es el jueves 15 de octubre de 2020, dirigir a sus manos el presente informe recaudado en las últimas semanas en el municipio, y que proviene de una serie de declaraciones anónimas llevadas a cabo por personal

directamente vinculado con la prestación de los servicios de salud en el Hospital Local de Providencia y Santa Catalina.

Pide la Veeduría Ciudadana que la administración municipal entregue un informe diagnóstico del Hospital Local de Providencia y Santa Catalina, Islas que incluya temas de infraestructura, es aspectos como las paredes, techos y pisos, que se encuentran en malas condiciones, hay

goteras en el área de la rampa, en el servicio de urgencias, pasillos de

hospitalización, entre otros; humedad en paredes, falta de pintura y ventilación en algunas áreas de prestación de servicios; gran deterioro de la planta física, tales como alta rampa de acceso al área de odontología, farmacia, laboratorio, estadística y consultorio médico.

De acuerdo con la Veeduría, las camas y colchones de hospitalización y las camillas están oxidadas y en muy mal estado; no hay zona de parqueadero para la ambulancia y la unidad móvil, el personal médico, cajeros y personal asistencial no cuenta con un área de descanso, desinfección y almacenamiento de sus pertenencias.

De otro lado advierte sobre el Recurso Humano que se había requerido un grupo de especialistas para estar en la isla de manera permanente y no se ha cumplido con este requerimiento, los especialistas vienen a la isla y están 15 días; el servicio de laboratorio y rayos x, sólo presta servicios de consulta externa. «Actualmente no se le paga disponibilidad a ninguno de estos funcionarios lo que impide el servicio 24 horas del día, siendo ellos el apoyo incondicional de los médicos para el diagnóstico oportuno y acertado de las complicaciones. Se debe pensar en la contratación de otro técnico de rayos X y un bacteriólogo, para apoyar estas actividades y prestar un servicio con calidad.»

Según Josefina Huffington, presidente de la Veeduría Cuidadana, no se cuenta con una higienista oral ni una auxiliar de odontología, haciendo que la odontóloga deba realizar todos los procedimientos, incluyendo los de promoción y prevención sola, que no se prestan de manera completa. «El personal de auxiliar de enfermería es insuficiente ya que por turno laboran dos (2) profesionales, quienes deben atender los servicios de urgencias, hospitalización, sala de partos, maternidad, sala de procedimientos, y se encuentran laborando 12 horas por turno sin que el operador les suministre la alimentación tienen derecho, ya que exceden las 8 horas normales de trabajo.»

De acuerdo con la petición formulada al alcalde municipal, el hospital requiere de manera urgente la contratación de personal médico general de planta, con experiencia para apoyar el trabajo de los rurales. Los médicos rurales carecen de experiencia y destreza en la realización de procedimientos como entubación oro traqueal, atención de pacientes

politraumatizados y en estado crítico.

«La directora del hospital es médica, pero no realiza acompañamiento ni rondas médicas, ni evalúa conductas médicas y de atención a los rurales. Labora 8 horas diurnas de lunes a viernes, presentándose las urgencias más críticas en las horas de la noche y los fines de semana. Lo que indica que se requiere de otro médico con idoneidad para hacer el acompañamiento a los

rurales los fines de semana y en las horas de la noche. Solo cuentan con un conductor de ambulancia, quien labora 8 a 9 horas diarias y cuando se necesita el servicio de ambulancia, tienen que llamar al señor vía telefónica, quien vive aproximadamente a 15 minutos del hospital y en un sector de la isla con problemas de conectividad a la red telefónica de los operadores móviles, dificultando la buena prestación de este servicio, tanto para pacientes en general, como a los politraumatizados por accidente de motos, que es de alta incidencia en las islas, generando complicaciones de las lesiones por falta de conocimientos en primeros auxilios de los

habitantes.»

La señora Huffington en su completa radiografía de necesidades del hospital local también llama la atención respecto de la única

médica que realiza las consultas generales para los 5 mil habitantes del municipio. «Lo que demuestra la necesidad de contar con otro médico general, ya que las citas médicas están programándose a más de 10 días, señalando la normatividad que el servicio con oportunidad se debe programar máximo en 3 días.

Previene la Veeduría sobre «la tasa de morbilidad y mortalidad por enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), obesidad y sobre peso que son altas; el hospital no cuenta con un nutricionista, a pesar de que en el municipio hay aproximadamente 3

profesionales en nutrición. Tampoco se cuenta con servicio de psicología a pesar de que muchos pacientes con ECNT no tienen buena adherencia a sus tratamientos y tienen problemas mentales lo que debe ser abordado por un profesional en psicología. Igualmente, el municipio cuenta con más de 3 psicólogas actualmente.»

Huffington Archnold también pone el dedo en la llaga al tema de los salarios de los auxiliares de enfermería, facturadores, personal
administrativo y asistencial, conductor de ambulancia, entre otros, por qué «son malos,sin tener en cuenta el alto costo de vida de nuestro municipio.»
Punto aparte merece también el tema de la
falta de dotación e implementos de trabajo como tensiómetros manuales, ya que los monitores, en su mayoría no está funcionando bien.
En cuanto a la Prestación de servicios denuncia que «hay desabastecimiento de medicamentos en la farmacia para pacientes con enfermedades crónicas no trasmisibles como hipertensión, diabetes, cardiopatías, problemas de tiroides, de próstata, entre otros. siempre que el paciente va a reclamar sus medicamentos no le entregan ni la mitad de lo que requiere, afectando esto su estado de salud ya que no todos tienen el dinero para comprar los faltantes, algunos toman más de 5 medicamentos al día. Y es un problema de años que no se ha podido mejorar. En la isla son más de 500 personas con ECNT, y el hospital nunca se consiguen. Se requiere intervención inmediata a los operadores de la farmacia.»
De igual manera se reportan problemas diagnósticos ya que actualmente el laboratorio no está realizando exámenes de segundo nivel de atención, según ellos porque no tienen como garantizar el envió de estas muestras a la isla de San Andrés. Teniendo en cuenta que la avioneta de apoyo de la fuerza aérea viene casi todos los días para el traslado de pacientes, es cuestión de hacer la gestión para garantizar estos exámenes de control a los pacientes diabéticos que requieren de hemoglobina glicosilada, controles de tiroides, pacientes con insuficiencia renal, entre
otros.
Pero de tales problemas no escapa el manejo administrativo debido a que los pacientes deben facturar en un área expuesta al sol y lluvias, ya que el lugar dispuesto para tal fin está en la parte externa de la infraestructura. No tienen zona de atención a población especial como personas con
discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas.
Pide Huffington Archbold que las consultas por especialistas deberían tener una programación mínimo trimestral, y notificar oportunamente a la comunidad, para que los habitantes reciban la atención requerida. Situación que no se está presentando así, ya que las citas las asignan de un día para otro o el mismo día, sin tener en cuenta que las personas trabajan y deben solicitar el permiso con anterioridad. Esa es la situación por la cual muchas veces las personas no pueden asistir a sus citas con especialistas, lo que hace que el operador decida cuando mandar los especialistas y manifieste que no hay pacientes
para las especialidades.
«Actualmente no se está prestando el servicio de consulta médica general
domiciliaria para los adultos mayores en condición de fragilidad. El hospital debería tener una base de datos de estas personas, para así programar las visitas.
Según la directora del hospital la EPS no contrató este servicio, ya que los médicos no cuentan con ARL para realizar estas actividades. Se requiere de manera urgente que este servicio se continúe prestando porque hace más o menos 15 meses se prestaba, evidenciando una desmejora en la prestación de los servicios.»
Y frente a la actual emergencia por el Coronavirus, la Veeduría Cívica de Providencia advierte que teniendo en cuenta la pandemia de COVID19, el Hospital no cuenta con un área de aislamiento para la atención de posibles casos sospechosos,
probables o confirmados. Se decoró y maquillo el hospital para la visita del Ministro de Salud. El personal no cuenta con los implementos de
bioseguridad necesarios para la prevención y contagio. El recurso humano no está entrenado en manejo de ventiladores mecánicos ni intubación. En el
municipio debería haber un intensivista para la atención y manejo de un
posible caso.»
Finalmente advierte el documento de la Veeduría Cívica que «visto el informe que antecede, se solicita encarecidamente al Alcalde Municipal, se
sirva tener en cuenta la calidad e integralidad de los servicios de salud prestados actualmente en nuestro municipio, como una variable de peso en la decisión de
reabrir la isla para el ingreso de turistas, ya que no contamos con las garantías necesarias de atención, ante un probable brote de Covid 19 en Providencia y Santa Catalina, más aun, sin contar siquiera con la posibilidad de una (1) atención de cuidados intensivos.Por demás, la Veeduría Civica Old Providence debe reiterar la necesidad de que la
Administración Municipal, exija a través de los entes de control y vigilancia, la necesidad de que se instale una unidad de cuidados intensivos en nuestro
municipio, en razón a que la salubridad pública mundial se encuentra afectada negativamente, y siendo nuestro municipio un destino turístico internacional, debe salvaguardarse el bienestar de nuestra comunidad.»