Mujer turista relata su experiencia en San Andrés tras ser afectada por una Medusa Marina

0

Warning: A non-numeric value encountered in /home/grupopym/public_html/tap/wp-content/themes/publisher/includes/func-review-rating.php on line 212

«Buenas noches, solo queria comentar que hace dos semanas estuve en San Andrés y fui picada por una medusa la cual me ocasionó fuertes heridas en las dos piernas. Mi comentario lo haga para que los bañistas tengan mucho cuidado a la hora de entrar en el mar.»

El organismo que habría afectado a la mujer sería una Fragata Portuguesa que según la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina “CORALINA”, es una especie conocida como agua mala por los isleños y turistas, que cada año llega a las costas, debido a que es arrastrada por las fuertes corrientes, por lo que es necesario tomar en cuenta una serie de recomendaciones para evitar ser picado por esta especie.

La carabela portuguesa (Physalia physalis), también conocida como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa, es una especie de invertebrado de la familia Physaliidae. Se suele encontrar en mar abierto en todas las aguas cálidas del planeta, en especial en las regiones tropicales y subtropicales, su picadura puede ser peligrosa y muy dolorosa.

Características:

Está formada por una vela gelatinosa de entre 15 y 30 cm que le permite recorrer los océanos impulsada por los vientos, las mareas y las corrientes marinas, mientras que del cuerpo central cuelgan numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas y que extendidos puede llegar a medir hasta 10 metros.

Estos tentáculos están provistos de cápsulas urticantes denominadas cnidocitos que pueden paralizar a un pez grande y afectar seriamente al ser humano. Estas cápsulas, ante el estímulo apropiado, liberan un filamento hueco espiralado de un único uso llamado nematocisto, que puede ser de distintos tipos: simples ventosas, prolongaciones largas de los tentáculos que se enrollan alrededor de la presa, y púas o espinas que pueden inyectar una toxina proteínica que paraliza a la presa.
Los tentáculos tienen por objeto envolver a las presas e introducirlas en la boca hasta la cavidad gastrovascular, donde comienza la digestión.

Toxicidad
En el hombre, el veneno de la carabela portuguesa tiene consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas, produciendo un dolor muy intenso, e incluso se han registrado casos de muerte, por extremas alergias (3 casos conocidos a nivel mundial).

Efectos sobre la piel
Se ha identificado que al contacto con la piel sus tentáculos generan serios daños en la salud, ya sea con ejemplares vivos o muertos.

Los síntomas descritos corresponden a un intenso dolor (como quemadura), problemas respi-ratorios e incluso paros cardiacos. Producto de esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incluyó en el listado de “especies peligrosas” para la salud humana e invertebrados venenosos.
Teniendo en cuenta que estos organismos están arribando a la isla de San Andrés, particularmente a las playas de Sprat bight, junto con un arribo masivo de algas Sargazos, empujadas por corrientes del norte, por ello ya se solicitaron a las secretarias de salud y servicios públicos que se tomen una serie de medidas a las que sugerimos algunas recomendaciones, entre ellas limpiar las playas y enterrar las algas muertas a una profundidad bastante considerable.

Este tipo de eventos son normales y se deben principalmente al flujo de corrientes del norte de intensidad considerable, que arrastran estos organismos a la costa.

Coralina Recomienda a la comunidad si sufre alguna picadura de esta alga, adoptar algunas medidas:
1. Si la picadura es muy dolorosa, y es ud alérgico, debe acudir de inmediato al centro médico más cercano. Este organismo produce dolor intenso (como una quemadura) y enrojecimiento.
2. Lave inmediatamente con agua de mar y retire restos de tentáculos, evitando tomar contacto directo con ellos.
3. No aplique vinagre o agua dulce, tampoco se debe frotar o rascar la piel con arena o toallas.
4. No toque la Fragata Portuguesa, ni en el mar, ni en la playa, ya que son tóxicas aunque estén muertas.
5. Si camina en la Arena protéjase usando ropa y zapatos

Recuerde: La mejor prevención es evitar el contacto con la Fragata Portuguesa