Operaciones aéreas, decisivas para la reconstrucción de las islas

0

La imagen puede contener: cielo, avión y exteriorDurante el año 2020 se presentaron emergencias de alta complejidad en el departamento insular como la ocasionada por el virus COVID-19 y las afectaciones que dejo el paso del huracán Eta e Iota, este último huracán fue el más devastador ya que arrasó con todo lo que vio en su trayecto y no dejo en pie una sola edificación en las islas de Providencia y Santa Catalina, por lo que  centenares de familias quedaron en situación de vulnerabilidad y con lesiones tanto físicas como emocionales; como medida ante esta contingencia su Fuerza Aérea Colombiana desplegó de manera oportuna toda su capacidad aérea con aeronaves de distintas configuraciones Casa C-295, Boeing 767 ‘Júpiter’, C-130 ‘Hércules’, C-40 ‘Atlas’, FAC 0001, King 350 y Fokker, asimismo la aeronave destacada en el Archipiélago el Cessna Caravan medicalizado C-208B que realiza la misión de los traslados aeromédicos humanitarios.

Estas aeronaves permitieron desde un inicio ser el puente entre las islas con el continente, siendo el único vehículo que permitió traer a personas lesionadas por el desastre natural y brindar una atención médica adecuada, además de llevar personal de socorristas especializados en búsqueda y rescate, como también soldados e infantes que iniciarían con la fase de remoción y limpieza de escombros. Ante este nuevo reto se delegó al señor Mayor General Fernando Losada Montoya, Comandante de Operaciones Aéreas de su Fuerza Aérea Colombiana, como coordinador y líder de las operaciones aéreas en el Archipiélago, logrando junto con el personal orgánico de la Base Militar de las especialidades de seguridad aérea, controladores aéreos, seguridad y defensa de bases, maestros de carga, técnicos de línea, bomberos aeronáuticos, inspectores y pilotos, hasta la fecha se han efectuado más de 400 horas de vuelo y 61 traslados aeromédicos humanitarios.

Asimismo, el Departamento de Acción Integral del Grupo Aéreo del Caribe junto con los Oficiales Profesionales de Reserva de la Institución han logrado entregar centenares de kits alimenticios, útiles de aseo y elementos de primera necesidad para mitigar el impacto que ha ocasionado las afectaciones por el paso del huracán Eta e Iota.

Por otro lado, se han sumado voluntarios y organizaciones internacionales, quienes trajeron ayudas desde diferentes partes del mundo como lo es World Center Kitchen que es una organización española sin ánimo de lucro que diariamente envía en las aeronaves de su Fuerza Aérea Colombiana miles de alimentos preparados para la comunidad afectada y a los voluntarios que apoyan a la reconstrucción, también se encuentra la organización CADENA quienes desde el país de México enviaron en la aeronave C-40 ‘Atlas’ y en el Boeing 767 ‘Júpiter’ carpas de gran tamaño para proteger de las lluvias a las familias isleñas.

Esta labor titánica se desarrolla todos los días con un alistamiento permanente de las aeronaves, tripulación de vuelo, operarios de equipo Terrestre para cargar y descargar los aviones, soldados y demás personal involucrado para que la operación siga desarrollándose; igualmente, se tiene en las islas de Providencia y Santa Catalina personal militar de todas las Fuerzas para apoyar con la distribución y entrega de víveres, agua potable, kits de aseo, instalación de energía eléctrica, maquinaria, construcción de las casas y recuperación de la reserva Seaflower. Además del apoyo humanitario se ha trasladado especies en vía de extinción que se encontraban de manera ilegal o accidental en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, entre ellos el mono araña (Ateles geoffroyi) y el cocodrilo americano, que fueron atendidos y transportados hacia su hábitat natural.

Para cumplir y continuar con la misión encomendada por el Gobierno Nacional, se ha realizado Puestos de Mando Unificado con autoridades civiles, organismos de socorro, representantes de la comunidad raizal, fundaciones, entidades estatales y la Fuerza Pública, con el fin de atender cada una de las necesidades de la población y priorizar los requerimientos para ser más ágil el apoyo hacia una rápida y pronta reconstrucción. Para ahondar acerca de esta misión, en entrevista con el Capitán, Esteban Urrea, Piloto y Comandante del Escuadrón de Combate N. 101.

Cuéntenos, ¿Cuál es el mecanismo con el que las personas y/o organizaciones pueden elevar solicitudes para poder llevar ayudas humanitarias al Archipiélago?

Las organizaciones que estén interesadas en llevar ayudas humanitarias deben enviar la solicitud al correo emergenciasai@gestiondelriesgo.gov.co siguiendo los lineamientos del Gobierno Nacional, siendo la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres la entidad encargada de consolidar todos estos requerimientos para luego ser contestados y apoyados.

  • ¿Cuántos vuelos se desarrollan diariamente y que capacidad de carga cuenta la aeronave Casa C-295?

Aproximadamente se transportan seis toneladas de ayudas humanitarias por vuelo en la ruta San Andrés – Providencia, además de transportar personas como mujeres y niños, población que tienen algún tipo de discapacidad o enfermedad que están en situación de riesgo y requieren ser trasladados; diariamente se realiza en promedio ocho vuelos.

  • Como Comandante de la aeronave insignia en el Archipiélago en esta fase de reconstrucción ¿qué mensaje le quiere dar a los lectores?

Su Fuerza Aérea Colombiana siempre está dispuesta las 24 horas del día en ayudar y proteger a las personas que más lo necesitan, como piloto me siento orgulloso de ser parte de esta misión y contribuir con la operación aérea de reconstrucción de Providencia y Santa Catalina, donde la Institución ha desplegado toda su capacidad en aras de apoyar a la región insular de Colombia.

Deja un comentario